Will Downing: El último crooner romántico

Will Downing puede considerarse como toda una institución de la música soul más suave y sensual: "The Prince of Sophisticated Soul". Desde que en 1988 publicara su álbum de debut, ha sido capaz de permanecer impasible a los cambios profundos que han transformado en esencia la naturaleza del mercado de la música negra, más concretamente me refiero a la dictadura de la cultura rap y del sonido hip hop.

Nada es fruto de la casualidad, la longevidad de su carrera artística es testimonio de la pasión y coherencia que muestra por su profesión, aunque no debemos olvidar que la consistencia de sus ventas ha sido lo que, en definitiva, le ha permitido asistir interpérrito a los cambios de modas y tendencias. Will es el cantante ideal para el género rnb urbano clásico gracias a su magnífico tono barítono de voz y a su capacidad para conectar emocionalmente de manera inmediata con el oyente. Una vez superada su enfermedad (polimiositis), el artista de Brooklyn acaba de editar Classique, su segundo trabajo con el sello Peak Records y producido en colaboración con su viejo amigo Rex Rideout (uno de mis productores favoritos). Un total de 10 temas, que combinan temas nuevos compuestos por el propio artista (junto a Rex) con tres versiones de temas clásicos, pero siempre manteniendo la esencia del más puro estilo Will Downing: es decir, baladas rnb soulful con inclinaciones hacia el jazz contemporáneo.

Después de catorce álbumes, Will tiene un completo dominio de su profesión, un conocimiento de quién es como artista y el lugar que ocupa en este negocio. Sin aparente esfuerzo, el último crooner romántico del soul (con el permiso de Phil Perry) nos regala esas suaves armonías sazonadas con toques de la Motown y del sonido Philly International. Su sabor retro natural no forzado, es un sonido ya clásico, familiar pero que al mismo tiempo suena nuevo, reinventado gracias a la aplicación de las modernas técnicas. El único pero es que en Classique apenas hay variación de texturas y tonos (como en su anterior disco) y para alguien, que como yo, disfruta más con otros estilos puede resultar empalagoso o redundante tanta dulzura. La fórmula apenas ha variado, no obstante hay que reconocer que funciona (especialmente entre la audiencia femenina) y que si te gusta el rnb suave soulful de la vieja escuela, éste es un disco imprescindible para tu discoteca particular, un disco elegante que suena impecable y uno de los mejores editados este año.

 
©2009 Musicasoul | by TNB