Ledisi: reinventando el sonido de la navidad

En el ámbito de la música neo-soul no es habitual que los artistas editen discos pensados para estas fechas navideñas. La ausencia de tradición abre todo un abanico de posibilidades en un mundo inexplorado, por ello la noticia de la publicación por parte de Ledisi del álbum It's Christmas suscitó en mí una expectación inusitada... ¿Cómo afrontaría esta talentosa artista tamaño reto después de un año 2007 pleno de éxitos?.

Se agradece que la casa discográfica Verve Forecast eligiera para el lanzamiento del disco el 23 de setiembre puesto que nos ha permitido disfrutar con tranquilidad de esta belleza, de esta joya de la música antes de que fueramos engullidos por el vértigo que producen estas fechas tan especiales. Para su incursión en este novedoso proyecto se ha rodeado de grandes productores, algunos de los cuales ya la acompañaron en su recordado disco anterior Lost and Found. Rex Rideout, George Duke, Johnson y Lorenzo Luther "Mano" Hanes e incluso la leyenda de gospel Richard Smallwood se turnan para revelarnos en cada tema una faceta diferente de Ledisi. La labor de producción se ha enfrentado a la difícil tarea de alcanzar el equilibrio entre las ráfagas de adrenalina y la crudeza de su voz con las armonías propias de unas melodías suaves de carácter familiar. Aunque a menudo las canciones comienzan con una lectura bastante fiel del original, cada vez que los productores y arreglistas han habilitado un margen, un espacio para su dinamita vocal, la canción cobra otra vida inmediatamente.

Son doce canciones -que incluyen tanto versiones de clásicos como cinco tema nuevos-, una embriagadora mezcla soulful de jazz, R & B, pop y gospel...Ledisi en estado puro. El bello tema "I'll Go" de Smallwood nos da la bienvenida al álbum, un perfecto comienzo porque sintetiza perfectamente la propuesta musical que nos acompañará el resto del disco: dulces y suaves composiciones blues y jazzy de navidad que con la habilidad y talento de la artista de New Orleans son transformadas en algo que trasciende los standares hasta ahora conocidos para este tipo de música (baste como ejemplo, la increíble versión jazzy del clásico "Silent Night"). El oyente realiza un nuevo y agradable descubrimiento en cada compás, en cada palabra de este disco, con esa maravillosa combinación de melodías calmadas, plenas de sensibilidad, junto con la voz potente y la increíble gama vocal de esta maravillosa cantante. Ledisi ha sido capaz de redefinir el concepto de "The Christmas Music" adoptando un enfoque ecléctico y liberal que quizá no convezca a aquellos fanáticos de los valores tradicionales y para los que la inventiva de esta artista pueda hacerlos desconfiar. No hay nada que temer, el disco es capaz de emocionar al oyente porque, más allá de la calidad indiscutible de esta multifacética artista (compositora, cantante, productora y actriz), ha sido capaz de transmitir inalterado el típico espíritu navideño de su infancia, de la mayoría de hogares de familias afroamericanas durante la década de los setenta, rodeada de discos de navidad de la Motown, pero bajo una nueva y enriquecedora perspectiva. La propia artista afirma: “I hope it will be something that people will pull out and listen to every year"... Ledisi, puedes apostar a que así lo haré. Altamente recomendable.

Darrius: Elegante Sweet Urban Soul

La aparición de pequeñas burbujas llenas de aire fresco y renovado dentro de un oceano musical cada vez más extenso, oscuro y profundo en el que nos vemos inmersos, hace cada vez más dificil y complicado el poder pescar y de esa forma saciar nuestro apetito de buena música. Y el caso del cantante sobre el cual os vamos a hablar es uno de esos artistas que forman parte de ese escaso placton musical.

Navegando entre dos orilllas, una repleta del soul más sensible y tangible capitaneada por el espíritu de Stevie Wonder y D'angelo y la otra orilla la del jazz, captando la pureza y maestría de Herbie Hancock, se encuentra Darrius Willrich. Nacido en Seattle, su elegante y dulce cualidad vocal junto a su habilidad y sensibilidad utilizando sus manos en los teclados hacen de él el mejor exponente del llamado Sweet Urban Soul. Él sabe como pocos juntar lo terrenal del RnB, con lo espiritual y emocional del gospel, combinando con maestría los diferentes géneros musicales, desde el jazz al hip-hop, pasando por el soul y el r&b, dotando de alma a su música y llenando de creatividad las ondas sonoras que nos envuelven. Autodidacta, aprendió de oido a tocar el piano y su adicción a la música lo llevó a graduarse en el Cornish College of the Arts con un título de licenciado de jazz al piano. Elegante, sofisticado y cuidadoso con el lenguaje no sexista de sus letras, preocupado y partícipe en ayudar a mejorar el mundo que le rodea, colabora tambien como pianista e instructor de historia del jazz en instituciones educativas.

Habitualmente colabora en vivo con diversos grupos principalmente de su ciudad, ha compuesto trabajos musicales para películas, al igual que para grupos euro-japoneses, dando rienda suelta a su faceta camaleónica que le lleva a realizar trabajos tambien más funk, como con el grupo Jambalaya, trabajos más underground, groove o jazzy e incluso labores para clubs de escena house beats junto al productor Brent Laurence. En su faceta musical de solista, su primer trabajo surgió en el año 1999, de nombre homónimo, tuvo una distribución muy limitada y tuvo que esperar tres años, hasta el 2001, para que "Darrius" pudiera ser publicado de forma más global a traves de una compañía independiente inglesa. Su segundo trabajo se demoró hasta el año 2006, de título "Love Will Visit" con un soul más urbano, con toques jazz más refinados y claramente inspirado por Stevie Wonder, Musiq Soulchild e incluso por el genuino Donny Hathaway.

Para éste, su tercer disco titulado "Can't Get Enough", continua con su sonido dulce, con ricas y bellas armonías que contagian e impregnan de sensualidad y sofisticación las bellas melodías que toman forma de canciones. Escritas y producidas o co-producidas por él mismo, podemos encontrarnos con colaboraciones junto a Donyea, otro nativo de Seattle, en "Hold on to You", al igual que otra versión de la misma canción con el rapero Vitamin D, tambien de Seattle, y es que Darrius es una persona muy activa en los ambientes musicales de su ciudad. Canciones donde podemos disfrutar de la simbiosis de estilos jazzy y rnb en "Get it on" con un buena conjunción vocal con Emily Mcintosh, colaboradora habitual, y un sonido delicioso, como podemos comprobar en una actuación en vivo en el reproductor multimedia. Canciones con un estilo más neo-soul y sensitivas como "Where We Are", "Get Down to This Loving" o la nominada a los Music Awards del 2008 "Can't Get Enough" en el apartado a mejor canción Soul/RnB. Disfrutemos lo más posible del talento refinado de este hombre escuchando su música, a la cual ha sabido dar un toque muy delicado y personal, aupándola a una dimensión que muy pocos pueden alcanzar.

Clásicos del soul: Cool Jerks/Soul Tellers

Aunque resulte extraño, en el apartado de clásicos del soul os traemos a un cantante y compositor español aún joven Miguel Ángel Julián porque representa lo mejor de la música soul hecha en este país y porque va camino de convertirse en una leyenda. Con el inestimable apoyo y colaboración del famoso periodista musical Juan de Pablos -un viejo y gran amigo-, creó y lideró la formación Cool Jerks, auténtica referencia en el mercado español para los amantes de la música soul de calidad, en la primera mitad de la década de los noventa. Su música es fácil de describir: es el viejo soul-funk en estado puro.

Soul Teller -su canción más famosa- le abrió las puertas a una nueva audencia y a un contrato con la casa discográfica La Fábrica Magnética, con la que firmó con el nombre de Cool Jerks. Aunque Miguel Ángel era evidentemente el alma del grupo se supo acompañar de una banda de siete grandes músicos que sostenían ese sonido soulband por el que fueron conocidos y admirados. Durante el periodo 1990-1996 editaron 4 discos y 3 Eps. En el año 2001 se publica Comeback Special con su nueva banda SOULoopAttack, producida por su amigo Kike Izaguirre en su propio sello Soul Teller Records, un proyecto electrónico para no parar de bailar.

A pesar de las excelentes críticas y buena acogida del público que había tenido durante toda una década, parece que en nuestro país no hay mercado suficiente para una buena banda de soul. Este hecho junto con sus ganas por evolucionar, motivan que Miguel Angel decida abandonar Cool Jerks para comenzar un nuevo proyecto musical. Con este objeto, el año 2003 se desplaza al Reino Unido, allí forma con músicos británicos y españoles su nueva banda Soul Tellers. Se presentaron en el West End londinense con absoluto éxito ante un público sorprendido por la calidad de este spanish soul singer. En el año 2007 se embarca en el que hasta hora es su último proyecto Healing With The Feeling. Grabado en los famosos Royal Estudios (Memphis)cuenta con el espaldarazo del mítico productor Willie Mitchell (Al Green, Otis Redding, Aretha Franklin. Esta nueva propuesta quizá no sea tan convincente pero mantiene una calidad media alejada de los pobres estándares de la música hecha en nuestro país.

Si tenéis ocasión os recomiendo acudir a sus actuaciones en directo, no os arrepentireis, son apoteósicas. En el momento de la verdad para un artista nos demuestra que es un profesional con más de 300 composiciones a su espalda, un grande en los escenarios, no hay nada ni nadie en este país que le pueda hacer sombra. Con su garra, su inconfundible sexy voz, Miguel Ángel comparte con todos nosotros su energía soul, hace bailar al apuntador hasta el amanecer, te contagia positivismo y alegría por vivir ... todo un compendio de lo que representa su música.

Musiq Soulchild: Vigía de la autenticidad neo-soul

El nuevo trabajo de Taalib Johnson, más conocido como Musiq o Musiq Soulchild, nos vuelve a demostrar la calidad y buen hacer de este hombre. Nativo de Philadelphia, viene dispuesto a tomar posición de lo que es, una de las grandes esperanzas del R&B en el presente y futuro.

Sus anteriores trabajos así lo avalan, con su estilo de R&B contemporáneo y neo-soul, debutó en el año 2000 con Aijuswanaseing, puso los cimientos y nos avisó ya de sus cualidades con su continuación en el 2002, Juslisen, con un estilo más personal y espiritual confirmándonos los buenos presagios con un soul fresco lleno de reminiscencias de Marvin Gaye o Stevie Wonder. Ya en el 2003, se asentó con Soulstar y dejó de ser una promesa para convertirse en una estrella con luz propia que conseguía absorber el espíritu de los clásicos dándole un nuevo aroma más actual. Su madurez musical le hizo dar un nuevo paso tras 4 años de silencio en el 2007, abandonando el sello Def Soul y pasarse a Atlantic. Su fruto fue Luvanmusiq, más suave y romántico, pero sin abandonar sus raíces y espíritu que le precedían, ofreciéndonos un trabajo de calidad y autenticidad. Ahora, finalizando el 2008 vuelve a la escena musical con fuerzas renovadas en su OnMyRadio. Con la producción de BlackKeyz y Dru Castro, sus canciones siguen sonando frescas y llenas de vida con ese sello especial que Musiq impregna a sus melodías, sin dejarse llevar, salvo alguna excepción, por el repetitivo y cansino sonido del R&B más comercial. Baladas sensibles, románticas, donde con su versátil y armoniosa voz nos atrapa, nos envuelve, y también algunas, aunque menos, canciones más rítmicas.

El disco comienza con "Backagain", con un sonido más inspirado en los ochenta, dando paso a "Until", de estilo más "tribal" y jazzy, para continuar con su nuevo single, la soulful "Ifuleave", entrando de lleno en el puro Musiq soulchild. Melodía dulce y agradable de escuchar con una estupenda y perfecta conjunción vocal junto a una de las princesas del soul, Mary J. Blige. Otras bellas y dulces canciones "sonido Musiq", las podemos encontrar en "Someone", "Deserveumore" o "Loveofmylife", sin dejar de lado otros temas más movidos y sorprendentes como la reggae y caribeña "Iwannabe", colaborando uno de los hijos del legendario Bob Dylan, Damian "Jr. Gong" Marley y la optimista y fresca "Moneyright", llegando a ser convincente a pesar de la lejanía de su habitual estilo. No es así lo que consideraría el punto negro del álbum, la machacona de estilo rapeado que cierra el disco titulada "Radio", primer single de presentación y que desluce, desde mi punto de vista, un meritorio disco dejando boquiabiertos, y no en lo positivo, a los más devotos de su sonido, entre los cuales me incluyo. En definitiva nos encontramos ante un nuevo legado de este genial e inspirado artista, vigía de la autenticidad neo-soul, con un predominio de canciones calmantes para el espíritu y enriquecedoras de nuestro alma, que no defrauda, manteniendo latente y viva la llama que encendió a principios de esta década y que sin duda la mantendrá en la próxima, protegiéndola de los malos vientos.

Anthony Hamilton: Portador de la llama del soul

Cuenta la leyenda que desde que Sam Cooke nos cautivara el corazón con su maravillosa forma de cantar, su inmaculado espíritu soul ha buscado continuamente transmutarse en ese artista que mantuviera encendida la esencia de la música soul. Muchos nombres han sido lo que se han postulado pero muy pocos han sido los elegidos: Otis Redding, Aretha Franklin, Marvin Gaye, Al Green, Curtis Mayfield o Donny Hathaway ....

En la actualidad escasean artistas que estén los suficientemente cualificados para transportar la antorcha con ese sentido único de autenticidad que tal honor requiere. Anthony Hamilton puede ser ¿la única? excepción, ocupando un vacío evidente e importante en el mercado actual. Aunque tuvo un difícil y tortuoso camino hacia el éxito, su maravilloso talento se impuso al fin. Desde que en 1996 publicara su increíble álbum de début XTC Anthony nos ha regalado con esa voz que nos evoca a Bill Whiters o Bobby Womack fusionando de manera magistral el soul de los setenta y el rnb de los noventa. Hamilton no se prodiga demasiado ante su público, desde entonces sólo había publicado tres discos más. Es lógico por lo tanto que el anuncio de Zomba Records de la salida al mercado de su nuevo trabajo The Point Of It All, tres largos años después de su último disco, sea uno de los acontecimientos más esperados de este año que termina.

Aunque con un tono más ligero que el de su predecesor, nuevamente nos brinda la oportunidad de saborear ese estilo melódico y sentimental que ha caracterizado sus anteriores trabajos. Anthony ha sido capaz de incorporar sonidos modernos que se ajustan a la perfección con los matices y sutilezas de su voz soulful. En un mercado actual donde las letras agresivas -en muchos casos degradantes para la mujer- son las que impulsan las ventas comerciales, se agradece la honestidad artística de Anthony que rehúye ese tono, sacrificando el impacto mediático de su álbum. Son letras que nos hablan sobre sobre el amor en clave positiva ("The Day We Met", "Diamond In The Rough" o "The Point Of It All") pero también hay espacio para el desamor, una insana obsesión o la infidelidad ("Hard To Breathe", "Please Stay" o Soul's On Fire"). A pesar de los años transcuridos -y de algunas decepciones como el primer corte del disco- el artista de Charlotte conserva pura, auténtica y casi intacta su alma sureña de soul. Ese espíritu único que ni se compra ni se vende, que se tiene o se carece de él... afortunadamente para todos nosotros Anthony es un artista "calado" de soul hasta los huesos.

Noel Gourdin: Manantial del Mississippi

Este cantante y compositor nacido en Mississippi llamado Noel Gourdin, sorprende con su álbum de debut titulado "After the time" y en especial con su primer single, que me despierta añoranzas a ese sonido soul espiritual de los sesenta.
Efectivamente, la canción "The river", es una bella e inspirada creación que Noel nos regala; tiene la dosis correcta de sencillez y el toque justo de genialidad que necesita cualquier canción para alcanzar un estatus que hará que perdure al paso de los años.

Para ello Noel cuenta con armas tan poderosas como su voz, clásica y a la vez actual, difícil pensar que con tan sólo 25 años pueda expresar matices reservados a los grandes del soul como Marvin Gaye, Otis Redding o Sam Cook. Empujado desde muy pequeño hacia un sonido soul clásico por las manos de su padre, cantó en el coro de la iglesia y poco a poco fue adentrándose más y más en la música. Asi en el 2004, Kay Gee (productor entre otros de Jaheim o Zhané) lo llamó para que contribuyera con una canción para la banda sonora de "The Cookout", fichando finalmente con Sony Urban en el 2005, empezando de esta manera el largo proceso de realización de este álbum. El disco aparte de la atemporal "The river" cuenta con más canciones agradables de escuchar como "Open", con ciertos momentos que me recuerdan a Seal, toques jazz en "Hurts like hell" o las dulces "Too late" y "Make The Most" donde Noel con su aire fresco y actual de RnB, ademas de su voz maleable, nos va introduciendo con sus falsetes por los sinuosos caminos del amplio espectro que va, desde el sonido jazzy al soul más clásico. Sony no ha puesto impedimento para que producciones y letras de auténticos maestros actuales como Kay Gee, Raphael Saadiq, Mike City o Dref Vidal pongan su grano de arena para completar uno de los discos más completos de este año. No pongamos nosotros ningun reparo y tomemos algo de tiempo para absorber los buenos efluvios que este artista ha conseguido con su álbum de debut.

Alice Russell: Poción mágica de soul

Es evidente que el "blue eyed soul" está de moda en el mercado europeo y británico en particular. En efecto, en los últimos años han aparecido en escena toda una serie de artistas que se caracterizan por plantear una propuesta musical fundamentada (en muchos casos hasta en lo estético) en el soul de los años sesenta y setenta. Es cierto que su oferta carece de originalidad, no es innovadora, pero nos atrae sobremanera su aparente autenticidad y la enorme pasión con la cual estos artistas y músicos nos hacen llegar su mensaje.

Al mismo tiempo se puede observar que esta música negra apenas si interesa a la juventud afroamericana de Estados Unidos, más identificada con la cultura hip hop que con la música que gustaba a sus mayores. Así pues, esta ola de soul clásico se dirige hacia un público blanco y está hecha por artistas del mismo color: Ahí está el éxito de Amy Winehouse, Joss Stone, Adele, Jamie Lidell, Duffy etc. son blancos, ingleses y muy jóvenes. Os traemos hoy a una artista que ha venido desarrollando este género mucho antes de que todo esto explotara. Aunque a menudo se la compara con ellos, no hay más que escucharla para comprender que forma parte de una categoría distinta por sí misma. Aunque su estilo es predominantemente bluesy y soul, también incorpora elementos del jazz, funk o gospel. Se llama Alice Russell y acaba de publicar su cuarto trabajo Pot Of Gold, un disco lleno de buenas canciones que os queremos dar a conocer. Alice se ha ganado a pulso su condición como magnífica vocalista que es. Poseedora de una prolífica trayectoria musical pues durante años ha prestado su voz en sesiones de grabación para muchos otros artistas (Massive Attack, The Nextmen o Quantic) o en actuaciones en directo (The Roots, la poderosa Quantic Soul Orchestra y, más recientemente, con su propia banda) además de grabar sus propios discos. En todo momento ha demostrado sus poderosas cualidades vocales, esa voz bendecida con ese maravilloso soulful al mismo tiempo eterno y moderno que a uno le hace pensar que creció en las calles de Detroit, a la vuelta de la esquina de la legendaria Motown... pero no, es rubia de ojos azules y nativa de Brighton (Reino Unido).

Nos acaba de presentar su nuevo trabajo en solitario (disponible en itunes desde el 4 de noviembre y el cd desde el 9 de diciembre) , editado bajo su propio sello discográfico (Little Poppet). Es una mezcla original e irressistible de soul, jazz, funk, rock y blues en la que Alice da muestras de la textura y profundidad de su voz. Está producido por Alex Cowan alias "TM Juke", su alma gemela: coescritor, productor y guitarrista de la banda al que le une una química especial. Juntos han sido capaces de mezclar en "su olla de oro" todas estas influencias para crear uno de lo sonidos más frescos que uno recuerda... una poción para los dioses donde conviven instrumentos de cuerda, secciones de metales y piano con su voz anclada en el pasado pero moderna y refrescante al mismo tiempo. Me conmueve todo tipo de música pero el soul es la que resuena con más fuerza en mi corazón. Yo soy en definitiva uno más de esos blanquitos de los que os hablaba al principio del post, uno más que bebe de la vieja escuela y que gusta de escuchar temas que te trasladan a la esencia del soul y que no cree que haya vuelto porque en realidad siempre ha estado ahí. Con este nuevo disco Alice Russell ha cumplido sobradamente las expectativas que nos habíamos creado en torno a sus anteriores trabajos y sus cautivadoras actuaciones en directo; al mismo tiempo que se da a conocer a un nuevo público que quizá esté buscando la próxima "voz" de la escena musical.

Rahsaan Patterson: Un regalo adelantado

Podemos ya disfrutar del último trabajo de uno de mis compositores favoritos, el Neoyorkino Rahsaan Patterson. Especialmente influenciado por Stevie Wonder, tanto por su forma de construir melodías, como por su forma de cantar. Trabajó en un principio en pequeños papeles de TV y anuncios, realizó labores de apoyo vocal para artistas como Martika o Brandy, pero su estupenda faceta compositora enseguida le permitió que artistas como Tevin Campbell o la anteriormente citada Brandy utilizaran sus canciones, con éxitos como "Back to the World" o "Baby".

La multinacional MCA lo fichó y surgió su álbum debut, Rahsaan Patterson, allá por el año 1997, todavía recuerdo, tras escuchar en una emisora de radio su "My Sweetheart", las vueltas que dí por mi ciudad para poder conseguir el cd. Ese sonido impregnado de un soul fresco y vital, esa sencillez en las melodías y en especial esa forma de interpretar las canciones..., la verdad es que quedé atrapado por los encantos de un disco que, aunque no tuvo el éxito comercial que merecía, si obtuvo alabanzas por parte de la crítica. Continuó con un segundo disco con MCA en 1999 titulado Love In Stereo, con una consagración de ese espíritu renovador y fresco del llamado neo-soul y con una involucración mayor en la producción junto con la ayuda de Jamey Jaz y Van Hunt, para desaparecer en escena durante 5 años, no asi en la producción y composición para otros artistas como Jimmy Sommers, Brian Culbertson y para distintas bandas sonoras de películas. Su retorno en el año 2004 supuso un intento de rehacer su carrera, cuyas ventas de discos no habían sido las merecidas por la calidad de su trabajo, y asi con su nuevo proyecto titulado After Hours, nos mostraba un sonido más funky, melodías más harmoniosas e intimistas y sobre todo un Rahsaan más maduro, la muerte de su padre influyó notablemente en este trabajo, al igual que su fichaje por la independiente Dome Records, sello británico especializado en el nuevo sonido soul y RnB. Su posterior trabajo en el 2007, Wines & spirits, tambien bajo el sello Dome Records, nos volvió a demostrar su talento y se consolidó como referencia necesaria para el concepto del nuevo soul.

Ahora en este 2008, ademas de una nueva aventura junto a la cantante Ida Corr y el compositor y productor Jaz Rogers en el proyecto SugaRush Beat Company con un sonido más sintético y electrónico, nos presenta un disco de Christmas titulado The Ultimate Gift, algo muy habitual en el mercado Estadounidense, de hecho cualquier artista que se precie ha realizado uno o más discos para este espíritu navideño. Su publicación fue de manera algo adelantada para el periodo navideño al que estaba orientado y pese a que el disco no ha conseguido satisfacer mi necesidad y "mono" de este cantante, no puedo evitar recomendar su escucha. Bajo la producción de él mismo, Jamey Jaz, y Keith Crouch, nos regala canciones compuestas en su mayoría por él mismo y Jamey Jaz, junto a otras canciones ya consagradas, pero siempre bajo el fino toque de este genuino artista, con una de las voces más especiales y flexibles, con características de barítono y que nos empapa con una fina capa de melancolía.

Irma Thomas - Simply Grand

Aunque nunca disfrutó del éxito comercial de contemporáneas como Aretha Franklin o Etta James siempre ha estado en el corazón de los amantes del blues/soul más clásico. Después de toda una vida en el mundo de la música, el año 2006 obtuvo por fin un merecidísimo grammy en el apartado de blues por su álbum After The Time. El pasado 12 de agosto el sello discográfico Rounder puso a la venta su último trabajo titulado Simply Grand.

El acertado título del disco (por la doble acepción del término grand en inglés) nos resume las claves de su nueva propuesta. Por un lado, nos indica que estamos ante una propuesta muy simple: la voz de la conocida como la Soul Queen of New Orleans respaldada por un piano y poco más. Por otra parte, nos adelanta que nos encontramos ante un estupendo, un magnífico disco. En efecto, su solemne balanceo, esa música simple y emotiva, reforzada por la sabiduría (nacida de la experiencia) y calidad vocal de Irma nos prometen experiencias realmente fascinantes. Con su poderoso y autorizado instrumento vocal, ya sean en los temas nuevos o en las versiones incluidas en este disco, esta gran artista siempre los lleva a su terreno y los hace suyos. Es un gran trabajo con muy pocas fisuras: se ha sabido rodear de grandísimos pianistas como Dr. John, Henry Butler, Tom McDermott, Ellis Marsalis o Randy Newman, magníficos temas y ella aporta su estupenda voz. Resulta muy difícil destacar unos temas sobre otros; por poner algún pero, quizás me ha parecido inferior el resultado obtenido en "What Can I Do", una nueva composición de Bacharach, poco más hay que reprochar.

Este disco nos crea una atmósfera de lo más sugerente: una noche en un club de una calle solitaria, humo en el ambiente, un pianista, un coro memorable, poderosas canciones y su magnífica voz. Muy difícil resistirse, Simply Grand... simplemente magnífico, memorable este disco pleno de blues y soul. Recientemente afirmaba Dawn Eden que "To some pop statisticians, she is considered a one hit wonder, but to a sizable following of rock and soul fans, she is simply a wonder - a woman with the sadly sweet voice of a fallen angel, who rose from poverty to become the Soul Queen of New Orleans". Poco más tengo que añadir... altamente recomendable.

La dos caras de Beyoncé

La aparición en el mercado discográfico de un nuevo trabajo de la megaestrella Beyoncé, es todo un acontecimiento y una esperanza para maquillar los números de las multinacionales del sector musical, en este caso de Sony-Bmg. Desde sus primeros pasos con el grupo Destiny's Child, junto a Michelle Williams y a Kelly Rowland, no ha parado de conseguir éxitos. En su carrera en solitario, la buena fortuna, su hipnotizadora imagen y/o su saber hacer, han hecho que esos éxitos continúen.

Asi con sus dos anteriores discos, Dangerously in Love en el 2003 y B'Day en el 2006, ha conseguido un buen número de ventas en todo el mundo, más de 12 millones, y convertirse en una de las mujeres más populares y sexys del mundo. Poseedora de 10 grammys y de un buen número de premios a su labor musical, de hecho es una de las primeras mujeres en recibir el premio "El compositor del año de la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores". Sus "tentáculos" han ido mucho más allá; varias películas, La Pantera Rosa, The Fighting Temptation, Austin Power in Goldmember, Dreamgirl, con la que obtuvo una nominación al Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical... y sus ambiciones no quedan ahí. Su nueva aparición en una película en la que interpreta a la legendaria Etta James, titulada Cadillac Records, y que ha sido crucial para que esta nueva Beyoncé, ahora reencarnada en Sasha Fierce, nos muestre sus dos caras y tan distintas personalidades. El cambio de nombre artístico debió caer en la casa discográfica como si de una pesadilla protagonizada por Freddy Crugger se tratara. Han sido muchos los artistas que han decidido cambiar su nombre de batalla por el de otro, al antojo de los caprichos del álter ego de la estrella en cuestión, a la cabeza me vienen Terence Trent D'arby o Prince. Pero en este caso Sony-Bmg no ha querido perder a una de sus máximas apuestas de futuro y ha decidido concederle ese deseo a la señorita, o mejor dicho, señora ya del rapero Jay Z. Todo se puede suplir con una buena promoción y un buen adelanto del dinero que se espera recaudar y asi lo han debido entender.

Este tercer y último trabajo muestra esas dos distintas personalidades de esta mujer. El título del doble álbum, I am ... Sasha Fierce, nos enseña por una parte su lado más personal, íntimo y vulnerable de esta mujer, y por el otro lado a Sasha Fierce, la feroz y glamurosa estrella que lleva dentro y aflora cuando sube al escenario. La producción del disco ha contado con su mánager, y por siempre padre, Mathew Knowles y ella misma, asumiendo asimismo buena parte de la faceta creativa y compositora del doble disco, no sin dejar de lado la ayuda de contrastados nombres como Babyface, Stargate, Ryan Tedder o Sean The Pen Garrett. El ataque es total con un lanzamiento de dos singles; por un lado "If I Were A Boy", perteneciente a su lado más sensible y tierno, por el otro "Single Ladies (Put a Ring on It)", energética y rítmica, más acorde a sus anteriores discos.

El resultado final, desde mi punto de vista, no es muy positivo en lo musical. Su esquizofrenia musical o doble personalidad deja un lastre de insatisfacción y confusión. Su lado más sexy, glamuroso y sensual me provoca un estado de irritabilidad y desazón, escuchando temas tan horrorosos como "Diva" o "Video Phone", ¡son la antíteses de lo que busco cuando quiero escuchar música!. Aun así, es indiscutible que esta mujer tiene un timbre vocal y unas cualidades cantando de los mejorcito del RnB de hoy en dia, similares a otra exitosa mujer como lo es Rihanna. El éxito del disco esta asegurado, pese a no encontrar en su faceta "más salvaje" con la frescura y musicalidad de su anterior éxito "Deja Vu". Aun así, si tuviera que eligir entre esas "dos caras", no dudaría ni un segundo en quedarme con la vertiente más personal y mansa de esta bella criatura, donde a traves de su voz y buenas baladas son el bálsamo que apacigua a la fiera Sasha Fierce.

Alvin Slaughter: La llamada de Dios

Los entendidos en música gospel asociarán inmediatamente el nombre de Alvin Slaughter como lider solista a principios de los noventa del Brooklyn Tabernacle Choir, un proyecto que se hizo tremendamente popular por haber conseguido mezclar gospel tradicional y música cristiana contemporánea, rompiendo barreras culturales y tabúes, desarrollando un estilo propio original, único, que les ha merecido el reconocimiento general tanto de la crítica como del público, obteniendo por ello numerosos y prestigiosos premios.

No obstante, Alvin ha sabido forjarse su propia carrera personal, no sólo la artística. Además de cantante es empresario, filántropo, escritor, habitual orador en televisión... incluso ha recibido un doctorado "honoris causa". Considera que su misión en este mundo es ayudar a los demás a abrir las puertas para encontarse con Dios; para ello se sirve de la música, viajando por todo el mundo y ejerciendo su ministerio mediante conciertos. Su sonido se aproxima al gospel más contemporáneo, en la línea de Fred Hammond, Marvin Sapp, John P. Kee o Ron Kenoly. Además comparte con ellos una voz de tenor prodigiosa, plena de soul y, al mismo tiempo, goza de mayor credibilidad que éstos en los círculos de gospel más puristas. Overcomer es ya su cuarto álbum en solitario, grabado en los estudios Integrity, uno de los sellos discográficos de referencia en la música gospel desde hace más de veinte años. Gracias a la producción y a los arreglos magistrales de Aaron Lindsey (ganador de un Grammy por su trabajo con Israel & New Breed), complemento perfecto del cantante, han realizado uno de los trabajos más interesantes de la música gospel en los últimos años.

Esta nueva entrega se diferencia claramente de sus anteriores trabajos: Alvin da un paso "natural" en su progresión como lider espiritual y cantante gospel. Overcomer suena deliberadamente como si fuera en directo, como si asistieramos a un servicio religioso -tan del gusto de los artistas de la música gospel-. El disco se diferencia con nitidez en dos partes: en la primera nos ofrece canciones de inspiración, con ritmos más dinámicos, más clásicos. El tema central "Loving Kidness" sirve de transición hacia una segunda parte con un tono más sosegado, con conmovedoras baladas de culto hacia el señor, siempre en un tono más meditativo, reflexivo...más próximo a la música gospel contemporánea. En sus intervenciones Alvin nos promete la curación del alma con su corazón compasivo, el restablecimiento de la alegría con sus canciones llenas de fe y exhorta a los cristianos a vivir con pasión sus creencias. Yo no aspiro a nada de eso, simplemente disfruto con un trabajo pleno de calidad, de espiritualidad y con una grandísima voz. Lo demás lo dejo a quien corresponda...


Clásicos: Songs in the key of life

De nuevo os traemos un artista clásico, y en este caso en particular, una obra que forma parte del cofre más valioso que cualquier pirata pudiera desear, el de la mejor MÚSICA en mayúsculas. Se trata de un disco editado en el año 1976 titulado "Songs in the key of life". En pleno periodo rico en creatividad y ritmo de la música Soul, el multi-instrumentista, compositor, productor, arreglista y sobre todo gran artista Stevie Wonder publicó este álbum.

Él era uno de los pocos artistas que, junto a Marvin Gaye, escapaba del férreo control que hacia sobre sus artistas la Motown, discográfica de Detroit creada por Berry Gordy especializada en crear música negra por y para los negros, pero la creciente apertura de un público no de color, estaba obligando a que el gran éxito de los 60 del sonido Motown evolucionara y surgieran nuevos conceptos musicales por los grandes artistas que formaba la gran familia Motown. Stevie Wonder era uno de ellos y nos deleitó con extraordinarios discos como son Talking book (1972), Innervisions(1973) y Fulfillingness' first finale (1974), todos ellos con éxito de crítica, ventas y premios, por lo que no fue ninguna sorpresa el completar con "Songs in the key of life" este cuarteto de joyas del Olimpo, donde la exquisitez en las composiciones, su instrumentación vanguardista y su genialidad han hecho del disco un oasis donde numerosos artistas se han inspirado y como no, absorbido la savia rica y generosa del clímax musical de uno de los artistas más influyentes e importantes de su generación.

El álbum debutó en el número 1 de las listas USA y allí se mantuvo durante 14 semanas seguidas, cosechó 4 Grammys, entre ellos a la mejor producción, mejor disco y mejor cantante R&B. El álbum forma parte de la Biblioteca estadounidense del Congreso donde se conservan los acontecimientos de audio que son cultural, histórica ó estéticamente importantes, disco de Diamante y no son pocas las alabanzas que se puede decir de un disco donde blancos ó negros, amantes del soul, del pop, jazz ó rock encontrarán un conjunto de extraordinarias canciones llenas de positividad, de amor, reinvindicativas,... para todos los gustos y estilos; con la esencia pura de este gran hombre que acaparó los 70 como suyos. Para ello contó con la colaboración de grandes músicos ó vocalistas como; Michael Sembello, Herbie Hancock, Nathan Watts, Minnie Riperton, Deniece Williams, George Benson,... . La lista sería casi interminable, al igual que los numerosos artistas que han versionado ó sampleado algunas de las 21 canciones que forman parte de esta maravilla de álbum, todas ellas inolvidables como I wish, Isn`t she lovely, As, Sir Duke, Pastime Paradise (recordar el Ganstan's paradise de Coolio) Knocks Me Off My Feet ó Love`s In Need of love today (utilizada para el homenaje a las víctimas del 11 de septiembre).

No cabe duda la recomendación de prestarle la atención merecida a este doble disco, en su dia Elton John lo consideró el mejor álbum jamas realizado y muchas revistas y organismos musicales no han dudado en considerarlo uno de los mejores álbumnes de todos los tiempos, por lo que sólo me queda poner mi granito de arena para invitaros a degustar esta ambrosía y deliciosa obra atemporal, al igual que aconsejaros a visitar la más completa web en castellano sobre este genio de la música, STEVIE WONDER.


The Tony Rich Project: En busca del éxito perdido

Tony es un verdadero artista multifacético: cantante, compositor, multinstrumentista, productor, arreglista... pero también pintor, fotógrafo y escritor. Aunque a menudo se identifica su estilo con Babyface, en realidad aporta un sonido más rico y variado, mezclando elementos de jazz, rock y soul en sus composiciones.

Antonio "Tony Rich" Jeffries representa perfectamente alguno de esos episodios tan habituales en el mundo de la música: durante un momento corto, pero brillante, el talento de una artista capta la atención del mercado, para pasar a continuación a ser olvidado por el público en general. Tony Rich empezó en el mundo de la música como miembro del staff de compositores de la casa discográfica LaFace Records, durante esa etapa fue el autor de temas incorporados al repertorio de artistas como Boyz II Men, Johnny Gill, TLC o Toni Braxton. No obstante, fue guardando para sí algunos temas en lo que sus compañeros de trabajo denominaban "The Tony Rich Project", denominación que eligió finalmente para presentarse ante el público. Fue en el año 1995, cuando hizo su debut con Words, la refrescante positividad, la melancolía acústica de su primer single Nobody Knows le lanzó al éxito de manera fulgurante: números dos en las listas norteamericanas, disco de platino y un premio grammy. El gran talento demostrado cuando irrumpió en la escena musical no le permitió sin embargo sostener por más tiempo un éxito comercial que se preveía duradero: Birdseye (1998), Resurrected (2003) y Pictures (2005) recibieron buenas críticas en general, pero no conectaron con el público y fueron fracasos comerciales indiscutibles.

El pasado 23 de setiembre, Hidden Beach Records puso a la venta su último larga duración Exist. Un trabajo absolutamente personal en todos los apartados necesarios para la elaboración de un disco. El artista de Detroit ha asumido nuevamente la responsabilidad de la composición, instrumentos musicales, arreglos y producción de un disco construido en clave de rítmicas baladas melódicas. Con su característico tono vocal de tenor alto (siempre ha abusado para mi gusto del falsete) nos expresa su devoción por el ideal romántico a partir de sus propias experiencias vitales. La misma portada del disco (arte y fotografía del propio Tony) es una buena imagen representativa de su propuesta artística: mediante su música pretende hacernos partícipes de sus deseos eróticos y de su espiritualidad. Exist es una colección de historias cortas y poemas que expresan su filosofía de vida, son 11 canciones que combinan funk, jazz y soul con un enfoque más comercial que no me ha acabado de convencer. No obstante, me despido con unas acertadas palabras vertidas por el propio artista hablando de sus "fracasos" anteriores: “Most artists would be depressed if their project didn’t work because a lack of label support,”. “But because I had been there before, what I did was channel those frustrations and misunderstandings I had into a new record. Creativity is what brings me sanity.”

Nicole Henry: Una estrella en ciernes

A finales del pasado mes de Julio la sala Bogui Jazz (Madrid) conmemoraba su tercer aniversario acercándonos durante tres noches consecutivas a la cantante de jazz norteamericana Nicole Henry. Entonces apareció en el escenario con un elegante vestido rojo que realzaba aún más su atractivo físico, Nicole hizo gala de su enorme presencia escénica y destacó por sus magníficas habilidades vocales. Sólo un mes después, embutida nuevamente en su traje rojo presentaba, junto a fans y amigos, en el "Van Dyke Cafe" (Miami) su tercer disco "The Very Thought of You" de la mano nuevamente de Banister Records.

Estrictamente éste es su segundo álbum, puesto que Teach Me Tonight se publicó el año pasado exclusivamente para el mercado japonés, donde es admirada con el entusiasmo propio del público nipón. Nicole llamó la atención en el año 2005 cuando publicó su primer álbum The Nearness Of You. En realidad había descubierto su vocación por la música jazz poco antes, cuando el bajista Paul Shewchuk la invitó a cantar algunos temas de jazz junto a su trío en su Miami del alma. Fue entonces cuando se dejó seducir por esa libertad que sólo la música jazz es capaz de proporcionar y decidió abandonar su dubitativa trayectoria de actriz y de cantante de rnb. A partir de ese momento ha desarrollado su carrera como vocalista de jazz por todo el mundo, acumulando premios y reconocimiento internacional gracias a su hermosa voz y a la capacidad que tiene por transmitirnos su filosofía vitalista, su alegría de vivir.

Esta joven cantante con su sonido soulful, con su capacidad y talento para trascender géneros musicales ha transformado la frontera que separa el jazz del RnB en una línea cada vez más difusa. Posee un alma de jazz fresca y vibrante, un fraseo muy personal, una bella voz que combina la fuerza emocional de Anita Baker con el alma suave de Kevyn Lettau , todo ello para crear un nuevo concepto alrededor de los standards de jazz, un nuevo modo de expresar esta música más emotivo... más sexy... más divertido. En este disco vuelve a explorar los repertorios de algunos de los más grandes compositores de jazz del siglo XX, para dar nueva vida a temas como el que da título al disco (que hizo famoso Nat King Cole), "Waters of March" y "All the Way" dos clásicos de Antonio Carlos Jobim -el padre de la bossa nova- o atreverse a versionar "At Last" dándole un toque bluesy que difiere completamente de la interpretación que hiciera en su día la gran Etta James. Como resultado estamos ante un disco romántico, íntimo, incluso divertido en ocasiones.

Con su aplomo, elegancia y estilo sobre el escenario, con su sexy appeal, con su forma de cantar poderosa y plena de emoción que surge de manera sincera de su corazón, contándonos historias reales en clave siempre positiva, ya sea con un pequeño grupo o con toda una Big Band, capta rápidamente la atención de todos los que estamos en la sala y nos transforma de inmediato en sus irredentos fans. Simplemente es magnífica, una estrella en ciernes pero ya rutilante en el firmamento de las vocalistas de jazz.

Ne-Yo: Con melodía bajo el sombrero

La salida al mercado del nuevo trabajo de Ne-Yo, titulado Year Of The Gentleman, nos muestra la faceta más comercial de este actor, productor, arreglista, compositor y vocalista. Hijo de padre afro-americano y madre con ascendientes chino-americanos, cambió su nombre de nacimiento Shaffer Chimere Smith por el de Ne-Yo para su proyección en el mundo del espectáculo. Sus inicios fueron en el año 2004 como compositor para otros artistas como Mario, asi con la canción "Let Me Love You", fue una de las más solicitadas en las emisoras de radio en su momento.

Con una voz suave y con un timbre que me recuerda excesivamente a Michael Jackson, es capaz de juntar influencias del pop más clásico y rompedor al sonido R&B más contemporáneo. Su faceta como compositor y productor esta fuera de toda duda en lo comercial, siendo uno de los más codiciados en la actualidad, sus trabajos para otros artistas han brillado con fuerza, desde Beyoncé (“Irreplaceable”), Alicia Keys, Anastacia, Mary J.Blige ó Rihanna (“Hate That I Love You”) entre un sinfín de artistas de lo más variopinto. En el 2006 publicó su álbum debut, In My Own Words, bajo el sello Def Jam, parte del grupo Universal especializado en publicar artistas de R&B y hip-hop. Consiguió una gran éxito en lo comercial, debutando en el nº 1 de las listas de Billboard 200 y consiguió vender más de 2 millones de copias en todo el mundo. Esos números hicieron que su siguiente trabajo en el 2007, Because of You, tuviera la expectación suficiente para auparle de nuevo a ocupar las primeras posiciones en las listas de ventas de medio mundo, consiguiendo un Grammy como mejor álbum de R&B contemporáneo.

En este su tercer disco tambien bajo el sello Def Jam, nos ofrece un disco con un sonido más pop y comercial, repleto de canciones de amor. Ha aprovechado la experiencia de sus trabajos con Rihanna ó Beyoncé para imbuirse de la mentalidad femenina y crear un alegato a la mujer independiente, haciéndola poseedora de la sensibilidad y el poder. El álbum lo gestó en sus viajes por Europa del pasado año y muy influenciado por la fascinación que siente por el grupo de los 50´s y 60`s Rat-Pack, y muy en particular por Frank Sinatra, Sammy Davis Jr y Nat king Cole, cuyo estilo inspiró su ropa y música. Cuenta tambien con la ayuda en la producción del equipo Noruego Stargate, con los cuales ha trabajado siempre y a los cuales debe parte de su éxito. El predominio de canciones suaves y de corte melódico es abrumador, con baladas como "So You Can Cry" ó "Stop This World" donde muestra la facilidad y sencillez con la que es capaz de crear bellas y dulces melodias, aunque tambien podemos encontrar canciones con fuerza rítmica como su primer single "Closer" ó "Nobody" con fuerte influencia de Michael Jackson, y no sólo en su respiración y timbre vocal ..., en definitiva Ne-Yo nos destapa su lado más caballeroso y sensible, canciones sencillas y a la vez poderosas en su concepto en clara celebración de lo femenino, capaces cada una de ellas de ser singles potenciales por su comercialidad. Melodías brillantes, letras y composiciones excelentes con una producción sin sorpresas, elegante y discreta, acompañadas de su voz, sensual y suave que hará las delicias de los que quieran disfrutar de un R&B en su vertiente más Pop.

Solange: Sin mayores pretensiones

Solange pasó desapercibida con su disco de debut Solo Star publicado en el año 2003. Fue uno de tantos editados ese año, un disco más sin ningún título memorable en su tracklist, abundando en los lugares comunes que caracterizan la música rnb actual (y que tan poco me satisfacen). En definitiva, un trabajo impersonal carente de cualquier atractivo y que podía haber sido firmado por cualquiera de los muchos sospechosos intérpretes de viene y va que circulan en el mercado de la música negra.

Cinco años después vuelve a intentarlo y de la mano de Geffen Records ha publicado su segundo trabajo bajo el título Sol-Angel and the Hadley St. Dreams. En esta ocasión nos propone un cambio importante respecto a su trabajo anterior: música básicamente divertida, algo excéntrica y si se quiere hasta un tanto simplona, que podrá gustar más o menos a la audiencia, pero que al menos nos presenta a una artista despojada de sus miedos y asumiendo mayores riesgos. Este nuevo trabajo se orienta hacia el retro soul de los años sesenta (sonido e imagen nos evocan a Martha Reeves & The Vandellas , The Supremes o The Marvelettes) con toques de funk y con ritmos psicodélicos de los años setenta. Para lograrlo Solange ha escogido a algunos de los productores musicales del momento, como Thievery Corporation, Jack Splash, Soulshock y Karlin, y Mark Jonson (quien ha trabajado con Amy Winehouse y Lily Allen). Hay que reconocer que han realizado una gran labor, arropando de manera muy aseada a la voz de la cantante -no excesivamente brillante- y combinando de manera equilibrada el carácter vintage del trabajo con un necesario toque comercial... el resultado final es un producto perfectamente pulido y empaquetado, listo para ser consumido.

Hay que agradecer asímismo que Solange se muestre más preocupada por transmitirnos diversión y emociones que en alcanzar determinadas proezas vocales (por otra parte, lejos de su alcance). Si en las canciones con mayor ritmo su voz mantiene el tipo, en los temas más tranquilos se la ve muy inexperta y perdida, la verdad es que flojea de manera evidente, en este caso ni siquiera el apoyo del dueto de chicas que la acompañan resulta suficiente, por cierto para mi gusto sobreactuadas durante todo el disco. Hay que destacar que no se limita a cantar sino que es co-autora de todos los temas del disco excepto de uno (T.O.N.Y.). Aunque este año ha sido especialmente prolífico en cuanto a trabajos que buscan su inspiración en aquellos años sesenta (baste recordar los post que hemos dedicado a Raphael Saadiq , Eli "Paper Boy" Reed o James Hunter) este disco es un crisol de soul de la vieja escuela y música electrónica-negra actual que le confiere un algo de singular innegable. Ya sé que presenta evidentes lagunas, que no le sobra calidad pero es un trabajo entretenido y fácil de disfrutar, y en este caso creo es su gran virtud puesto que al fin de al cabo su música no pretende conseguir otra cosa de quien la escucha. Ah! y por cierto, es la hermana menor de la megadiva actual de la música rnb Beyoncé... que haya esperado al final del post para comentarlo no ha sido un olvido sino un premeditado guiño de respeto hacia ella. Con un estilo y un talento muy diferentes a los de su hermana -a la que por cierto ha escrito algunos de sus mejores temas- recientemente afirmaba que “No soy la hermana. No soy ella y nunca lo seré”.

Clásicos del soul: Bobby Caldwell


El año pasado, después de más de 17 años de emisión ininterrumpida, Radio Nacional de España nos dejó un poco huérfanos musicalmente cuando decidió poner fin a Área Reservada, conducido por Antonio Fernández fue uno de los programas de radio que más han influido en mis gustos musicales. Dedicado al smooth jazz y al soul, considerados géneros minoritarios en nuestro país, se convirtió en una especie de Meca musical particular, ¡Cuantas horas de disfrute! ¡Cuantos artistas y discos me permitió descubrir!. Uno de ellos fue Bobby Caldwell, el artista de Manhattan al que queremos rendir modesto tributo desde nuestro blog en el apartado Clásicos del Soul.

Podemos definir a Bobby Caldwell como un músico integral: es cantante, compositor y multinstrumentista (aunque destaca especialmente en la guitarra). Se le considera un clásico atemporal, con más de 30 años de carrera musical es uno de los músicos más respetados hoy en día. Bobby nos ha propuesto un sonido de marcado carácter ecléctico, pero muy agradable, fusionando smooth jazz, soul, rnb y pop de una manera magistral. Este chico blanco de ojos azules pero con una voz plena de soulful (junto a Van Morrison , Mick Hucknall o Paul Carrack definen a la perfección el espíriru de la etiqueta Blue Eyed Soul), pronto llamó mi atención por su manera excepcional de interpretar sus propias composiciones, por su modo de hacerme emocionar y vibrar con su voz agridulce, por momentos reconozco empalagosa.

Fue tal el impacto que me causó... aún recuerdo cuando oí por primera vez "Don't Lead Me On", "All Or Nothing At All", "Stuck On You" o "What You Wan't Do For Love" todos ellos maravillosos temas convertidos ya en clásicos. Tuve que recurrir a amistades que residían en Madrid para que me compraran sus cd, porque en las tiendas de discos de mi ciudad no estaban disponibles. Quizá no sea muy conocido en nuestro país, aunque en Japón es toda una estrella, pero Bobby ha suministrado material a artistas que se manejan en todo tipo de género musical, así lo demuestra el hecho de que más de 100 artistas hayan sampleado o versioneado sus composiciones, entre ellos mucha gente perteneciente a la música negra (y al rap en particular) como Guru, Aaliyah, 2pac, Vanessa Williams, Notorius BIG, Common, Raheem DeVaughn ... Su discografía es una buena muestra de su pasión por la fusión ecléctica de géneros: discos en algún caso más próximos al smooth jazz, a veces al pop, otros al rnb/soul o al sonido big band en clave crooner, pero siempre con la elegancia por bandera, con un sonido muy personal que no encontraréis en ningún otro artista puesto que ha sido capaz de crear su propio estilo. Desde los 17 años ha dedicado toda su vida a componer, grabar y cantar para hacer que todas las personas seamos un poco más felices con su música... gracias Bobby.

Leigh Jones: Has The X Factor

El término "Blue-Eyed Soul" ha acabado por convertirse en una categoría manida y controvertida, aplicada a menudo con demasiada ligereza. Baste que cualquier artista blanco cante con cierto espíritu o influencia del rnb/soul para ser rápidamente así etiquetado. Afortunadamente para los amantes del verdadero soul Leigh Jones supera ese tópico con su disco de debut Music In My Soul, puesto a la venta el pasado 9 de setiembre por el sello Peak Records (una división de Universal).

No nos dejemos engañar por el atractivo de esta californiana, por su melena rubia o su esbelta figura. Ella es capaz de hacerlo todo y bien. Canta y compone con inusitada desenvoltura y calidad tanto en el pop, el soul, el jazz como en el blues. ¡Asombroso! Guiada por el talento de un equipo de lujo compuesto por Walter Afanasieff, Clark Anderson o Bruce Fisher , Leigh no nos abruma con histrionismos, no arrastra al oyente con tediosos ejercicios de escala para demostrar las maravillas de su rango vocal. Simplemente canta como a mí me gusta, sin artificios inútiles, dándole a cada verso, a cada palabra, la inflexión, tono y emoción que precisa. Su tono de voz soprano, rico y dulce nos revela muy distintas influencias: el espíritu del Rnb/Pop de Toni Braxton o Mariah Carey, la esencia del jazz de Ella Fitzgerald o la pasión y el ritmo de Chaka Khan.

En las 12 canciones que integran al álbum nos podemos encontrar, en clave autobiográfica, esa amplia gama de estilos en los que Leigh nos demuestra la versatilidad de su voz. Desde temas jazzy-vocal como "Same Game" o "Good Bye", baladas llenas de pasión como "Who What Why" o "Have It Your Way" o la misma "Can't Get Enough of Your Love" que en clave doo-wop jazzy nos evoca a los fantásticos Manhattan Transfer. En el tema "Sick Of Fools" podemos comprobar la enorme sabiduría de esta artista para transmitir emociones, nos podemos dejar llevar por la versión del clásico "All This Love" o por el agridulce funk de "Freefall". En definitiva, que Leigh Jones lo tiene todo para triunfar, para convertirse en una futura estrella de la música. Es un prodigio de talento, tiene belleza, posee un instrumento vocal fantástico y un saber interpretar las canciones impropias de su edad. No es de extrañar que Berry Gordy Jr.-el legendario fundador de la Motown- haya defendido las maravillas de esta artista novel. Recientemente afirmaba: "Leigh Jones has that 'It' factor. She's cool, she's gorgeous and she's real. Leigh is incredibly talented - a singer's singer, a good songwriter and a producer's dream". Tal vez podamos pensar que Berry exagera un poco, al fin de al cabo él es quién la encontró, es digamoslo así su "padrino" musical, necesita vender su "producto", pero nadie puede dudar de la autenticidad, del talento y la calidad de esta mujer.

Peven Everett: Sincerely yours ...


El intérprete, compositor, multi-instrumentista y productor Peven Everett acaba de publicar su último trabajo titulado Sincerely yours, bajo el sello independiente Studio Confession. A veces comparado con artistas como Anthony David, Musiq(Soulchild) ó Rahsaan Patterson, desde los tres años no ha parado de experimentar con la música, realizando trabajos de todo tipo, tanto en producción, como tocando con algunos de los más importantes artistas de jazz, bien en directo ó para grabaciones de estudio como trompetista.

Este artista de Illinois tiene a sus espaldas desde el 2002 unos cuantos trabajos con un resultado irregular. Quizás debido a su extraña forma de alternar estilos musicales que abarcan desde el soul, house, hip-hop, hasta el jazz y RnB. Su facilidad creativa esta fuera de toda duda, son pocos los que pueden compaginar estilos musicales llevándolos siempre a su terreno, claramente dirigido hacia la música negra. Melodías sencillas rayando lo espiritual, ritmos suaves y elegantes casi hipnóticos, voz dulce acompañada por agradables coros, indicios de toques jazz en la instrumentación, ese estilo soul clásico ..., todo va formando una bella partitura, que sin poder evitarlo, nos va introduciendo de una manera delicada y sin sobresaltos en una burbuja de cristal suspendida sólo por las ondas sonoras que nos transmite su cuidada producción. Es posible que pueda resultar un poco aburrido, debido a lo plano en la estructura de las canciones y en el hecho que son 16 temas, aunque es de agradecer su generosidad, ese ofrecimiento creativo, sincero y sin límites hacia una audiencia dispar y un poco confundida; sus constantes introducciones en estilos house-funky en canciones de discos anteriores diversifican audiencias, pero a la vez limitan fidelidad. Claramente, nos encontramos con un talentoso artista que ha ido evolucionando hacia un estilo cada vez más soul, con pinceladas puntuales de jazz, dispuesto a encontrar ese espacio que lo sitúe entre los grandes del panorama musical actual. Es dificil saber si con este disco lo conseguirá ó no, pero la calidad de este trabajo no cabe duda que merece una nota alta y una recomendación de escucha.

James Hunter: 40 minutos de soul sublime

El pasado domingo nuestro querido amigo Tom nos indicaba a todos la posibilidad de ver, en riguroso directo, una actuación de James Hunter a través de la magnífica página http://www.fabchannel.com/. En ese preciso momento recordé que no habíamos dedicado un post al último disco de este genial artista, un olvido realmente imperdonable. Como penitencia me impuse a mi mismo reparar tal injusticia lo antes posible, así que aquí me tenéis manos a la obra, consumiendo mi escaso tiempo de ocio... aunque hecho de manera apresurada, con este post sólo pretendo rendir un pequeño homenaje a un artista que atesora un talento fuera de lo común.

Para quien se confiesa un enamorado de la música soul más clásica, el cantante, compositor y guitarrista James Hunter es, sin lugar a dudas, una figura imprescindible de la escena británica soul del nuevo siglo. En sus grabaciones nos deleita con esa mezcla de blues, rnb, soul pionero y rock and roll que nos evoca a la década de los cincuenta y primeros años de los sesenta, con una maestría y calidad incuestionables... es el blue-eyed soul en su versión más pura y adictiva. Como no podía ser de otra manera, su magnífica voz recuerda a algunos de los cantantes más influyentes de aquella época como son Sam Cooke, Ray Charles, Bobby "Blue" Band o el propio Clyde McPhatter. Desde sus comienzos en la década de los ochenta, bajo el pseudónimo de Howlin' Wilf -un juego de palabras referido al legendario bluesman Howlin Wolf-, siempre ha sido fiel a este estilo, a este sonido. La figura de Van Morrison (del que me declaro abierto admirador) ha sido importante puesto que, desde el principio, ha prestado su apoyo a James de muy distintas maneras: como músico de la banda del "león de Belfast", haciendo cameos en sus discos o incluso incluyendo algún tema en sus actuaciones en directo, contribuyendo de manera notable a su carrera artística. Van Morrison se refería a él como "el secreto mejor guardado del soul británico". Ahora bien, el impulso definitivo se produce con la publicación de su tercer álbum People Gonna Talk (2006), editado también en Estados Unidos, nominado finalmente para los premios grammy como mejor disco de blues tradicional ¡¡Pedazo disco!! y que le dió a conocer al público en general.

El pasado 10 de Junio publicó su cuarto álbum The Hard Way en su nueva casa discográfica Hear Music y producido por Liam Watson. Nuevamente nos regala con otro soberbio trabajo, decididamente retro que exuda clase por todos sus poros. Doce temas, algo más de cuarenta minutos, un disco que siempre se acaba mucho antes de lo que uno quisiera y que induce al oyente a bailar (Twist, Jerk, Shimmy o el Mashed Potato ), o al menos a aprender cómo se bailan estos estilos, para poder participar plenamente de la música de este genial artista. También hay ocasión para maravillosas melodías a medio tiempo o románticas baladas como "Tell Her", "Hand It Over", "Carina" o "Class Act".

Décadas después de su máximo esplendor, pocos artistas son capaces de hacernos revivir aquella época como James es capaz de lograrlo, lo escuchas y resulta complicado entender que esté grabado este mismo año. En este disco nos propone un sonido más soul-rock, con mayor mordiente en su guitarra, con una sección de metales más nítida y con un ritmo más enérgico que funciona a la perfección. No hay nada forzado en él: la garra de una voz que te atrapa, la calidad de sus composiciones, su maestría con la guitarra, la sección de metales (grandes los saxos Damian Hand y Lee Badau) el sonido limpio... todo ello componen un disco fresco, natural, honesto, de una genial simplicidad, de muchísimos quilates. En el mercado actual la mayoría de artistas han olvidado ese sentimiento pasional heredado por el Blues, R&B, Soul o el Rock... bendito seas James. Imprescindible.

John Legend: Dr Legend & Mr Hyde

El esperado retorno del compositor, pianista y cantante John Legend estará a la venta el 28 de octubre, a través de la multinacional Sony/BMG, bajo el título de Evolver. Para promocionarlo realizará una gira por Estados Unidos junto a otro gran artista del cual hablamos hace poquito, Raphael Saadiq.

Nacido en Ohio, su verdadero nombre es John Stephens, nombre que cambio por el de John Legend porque "sonaba como algun respetado artista de la vieja escuela". Niño prodigio, a los cinco años cantaba y tocaba el piano en un ambiente gospel, lo que ha marcado su evolución en el mundo de la música, llegando a ser director musical y responsable del coro de una iglesia situada en el extrarradio de Philadelphia. Su capacidad para unir el "feeling" del soul más clásico con los sonidos del R&B más actuales, su admiración por artistas como Stevie Wonder, Curtis Mayfield, Al Green ó The O’Jays junto a su especial forma de componer y cantar hizo que artistas como Alicia Keys,Lauryn Hill, Janet Jackson y otros muchos artistas conocidos le utilizaran para sus discos ó conciertos. Ante tal potencial, en el 2004 salió su álbum debut en estudio titulado Get Lifted, consiguiendo un éxito rotundo, tanto en ventas como en premios; su voz "rugosa", sus melodías y canciones llenas de sinceridad y autenticidad lo hicieron merecedor a varios premios Grammys, estar en las listas más importantes de éxito de medio mundo, vender más de 5 millones de discos y sobre todo el respeto y admiración del mundo de la música. Su segundo disco en estudio titulado Once Again, por un lado con una producción más cuidada y por el otro lado con un sonido más "retro" y clásico tratando de contagiarse del espíritu de Marvin Gaye ó Stevie Wonder, contó con grandes colaboradores como Kanye West, Raphael Saadiq, Will.I.Am ó Mary J. Blige y aunque no tuvo el éxito en ventas del anterior, se consolidó en la élite del nuevo soul/r&b emergente.

Y por fin, después de un disco en directo en este mismo año 2008, donde daba un repaso a sus éxitos e incluía algun tema inédito, nos presenta su álbum Evolver (algo asi como evolución en castellano). Previamente ya nos había avisado de su necesidad de mostrar su faceta más rítmica y comercial por lo que, con lo primero que nos hemos encontrado es con su single de presentación titulado Green Light, con la colaboración de Andre 3000 (Outkast), donde se aprecia esa "evolución" ó desde mi punto de vista, ese salto al vacio donde espero sea capaz de ver las luces rojas y maniobrar enderezando el rumbo. Otra canción de tintes parecidos es It's Over con Kanye West, en Quickly cuenta con la colaboración de Brandy, la reegae No Other Love con Estelle, artista a la que hicimos un pequeño post al comienzo de nuestra andadura en Musicasoul con su álbum debut. Hay más colaboraciones en este álbum como la de Will.I.Am ó el famoso productor Trevor Horn(Frankie Goes to Hollywood, Seal ó Yes). Tambien podemos encontrar, como no, canciones de temple más tranquilo, como la hímnica Everybody Knows, donde nos recuerda que la materia prima de artista sigue latiendo en su interior, If You're Out There, con la que colaboró en la campaña Estadounidense en favor de Obama y I Love, You Love con un tinte sospechosamente parecido en el sonido a Mark Knopfler.

En definitiva no puedo evitar mostrar mi desilusión por la no existencia de canciones de gran calidad en este álbum, y eso es un delito en un mundo lleno de mediocridades, teniendo en cuenta el potencial de este hombre y sus cualidades como compositor. Su metamorfosis fallida utilizando un sonido más sintético y artificial, le ha convertido en Mr Hyde, haciéndole perder su mayor baza, su energía interior y su capacidad para emocionarnos, aunque estoy seguro que esa luz interior sigue latente y el Dr Legend emergerá en sus próximos trabajos.

Joe: El eterno seductor

El pasado 23 de setiembre se puso a la venta Joe Thomas, New Man, el nuevo disco de Joe Thomas, o si se prefiere Joe simplemente. Estamos ante uno de los artistas más coherentes en el género del RnB de los últimos años, permaneciendo fiel desde sus comienzos en 1993 a una fórmula, a un sonido. No ha pretendido reinventarse continuamente cada poco tiempo como quienes persiguen ser siempre relevantes en un mundo musical en continuo cambio. Joe ha mantenido intacto un público fiel -especialmente el femenino con sus seductoras baladas soulful- sin tener que cambiar radicalmente su estilo.

Si alguna vez se recopilara oficialmente grandes canciones de amor podemos apostar a que nos encontraríamos con algún tema de este artista. No podría faltar en ese supuesto catálogo musical su maestría para llegar a nuestros corazones a través de su suave y sofocante voz, entretenida y divina al mismo tiempo. Joe prontó descubrió en un coro de gospel su innato talento vocal, allí aprendió no sólo a cantar sino también a seducir el alma del oyente con cada interpretación, utilizando metáforas para tejer sus historias de amor. A pesar del título del disco, su séptimo trabajo de estudio realmente no me ha sorprendido en absoluto. Es más, pareciera que más de la mitad de los tracks incluidos suenan como si fuera material inédito o inacabado de discos anteriores. Como siempre Joe brilla de manera espectacular en las baladas como "Heart Behind My Eyes", "Don't Let Friends" o "Wanna Be Your Lover" o incluso en el tema soulful groove "By Any Means". Curioso es que, como pura estrategia de marketing, los cinco últimos tracks -de sólo minuto y medio de duración- suponen un anticipo al que será su próximo disco Signature a publicar en febrero del año 2009. Si tenemos en cuenta que al disco no le sobran buenas canciones y lo bien que suenan estas, me pregunto si no hubiera sido más oportuno haber combinado los mejores temas de los dos trabajos para haber presentado uno de calidad suficiente.

Aunque se ha rodeado de gente como Puffy, Bryan Michael Cox y Billie Woodruff, aunque han contribuido amigos como Nas, Game, Busta Rhymes, Mario y Trey Songz, Snoop Dogg y P. Diddy , es notoria la debilidad del sonido del disco de debut con el sello independiente Kedar (después de más de una década, rompió con Jive). Joe me ha decepcionado, simplemente ha rejuvenecido su sonido, eso es todo, yo esperaba más. Así pues, no caigamos en el equívoco, no estamos ante un hombre nuevo, su emancipación de la multinacional Sony BMG sólo le ha servido para ofrecernos más de lo mismo.

Ladelle Walker: Vitamina para el espíritu

La mayoría de nosotros identificamos la palabra "gospel" (godspell es el origen etimológico del término) con los grandes coros afro-americanos de las iglesias del sur de Estados Unidos, cantando alegres canciones de alabanza hacia el señor, en los que la armonía y la espiritualidad constituyen sus señas de identidad más notables.

No obstante, a finales de los setenta, a partir del country-blues-gospel se construye el gospel contemporáneo o música cristiana contemporánea (CCM, siglas en inglés), que finalmente configuró su sonido definitivo a partir de influencias más pop-soft rock. Éste nuevo sonido, más próximo al público, ha caracterizado al gospel y ha sido la razón del "boom" experimentado por este género musical en los últimos años. Uno de los muchos artistas que han sabido aprovechar este auge es sin duda alguna, Ladelle Walker. Empezó a una edad muy temprana en el ambiente musical, a sus cuatro años tocaba el piano en la iglesia de su padre y a los trece era ya un niño prodigio que escribía y componía. Se presentó a diversos concursos donde participaba imitando a grupos como Jodeci ó Boyz II Men, formó parte de diversos grupos musicales con los que viajó, actuó y adquirió la experiencia y madurez necesaria hasta conseguir lo que deseaba, su propia carrera personal en lo musical.

Multi-instrumentista y perfeccionista formó su propia compañía de discos, LW Records, tomando las riendas de la producción, arreglos, instrumentación, coros y voces e intentando en medios locales e internet darse a conocer y poder abrirse camino en el mundo de la música. Los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre le impulsaron a lanzar un disco donde expresaba sus sentimientos más patrióticos y su horror ante dicha tragedia. Hombre sensible y creyente, a traves de su música encauza los sentimientos y penas, dando como resultado trabajos creibles y sinceros. Con una voz actual y sensual, su forma de cantar me recuerda a grandes como Stevie Wonder, R.Kelly ó Brian Mcknight. Con su nuevo disco, Never Give Up, de estilo predominantemente gospel nos abre las puertas a un conjunto de canciones gratificantes para los oídos, con una música que dejará satisfechos a los amantes de la música gospel de cualquier edad.

Stephanie McKay: El sonido de su infancia

Cuando en el año 2003 la vocalista y compositora Stephanie McKay debutó con el disco McKay en el sello discográfico Polydor muchos quisieron ver en ella a la sucesora de Norah Jones. No parecía en principio una apuesta demasiado arriesgada ya que venía avalada por trabajar con algunos de los más importantes artistas de la escena soul de su New York natal como Kelis, D'Angelo o Amp Fiddler y producida por Geoff Barrow. Al parecer no consultaron ni a Malaquías, ni a Nostradamus a la hora de formular tales profecías, las ventas fueron muy pobres y el disco no tuvo la repercusión esperada, ni siquiera llegó a editarse fuera del mercado europeo.

A finales del pasado mes de Julio, cinco años después, Universal ha publicado su segundo álbum Tell It Like It Is... después de lo ocurrido con su disco anterior nadie se atreve a realizar ningún tipo de pronóstico y guardan una sana prudencia. Durante todo este tiempo ha tratado de tomar las riendas de su propia carrera, excesivamente influenciada por otras personas en su primeros años de trayectoria artística, por lo que se ha decidido por mostranos su verdadera personalidad. Como podeis comprobar en el reproductor multimedia, la transformación ha sido importante y para mejor. Por inspiración, ha tratado de acercarnos al sonido que impregnó su alma cuando era una niña para revelar su verdadera naturaleza musical. Stephanie ha vuelto a su infancia, a la década de los setenta, más concretamente a un punto justo antes de que la música soul se transmutase en el alma de la música disco o lo que es lo mismo cuando en poco más de los tres minutos de duración de una canción se condensaban el ritmo del funk, ese tono incendiario en el apartado vocal y unas letras comprometidas con el entorno social.

Ahora bien aunque bebe en las fuentes del funk/rock de los setenta, son innegables las influencias del soul más clásico e incluso de la vieja escuela hip-hop en una fusión verdaderamente vibrante. En este segundo larga duración Stephanie nos muestra su cara más reinvindicativa y también preocupada por los acontecimientos que van marcando su vida. Como nativa del Bronx que es nos recuerda: "Hay tantas cosas que he visto"... por lo tanto no nos puede extrañar que tenga tantas cosas que contarnos. No obstante es un trabajo lleno de alegría, de ritmo, de funk, de soul : desde el sonido funky de "Jackson Avenue" o "Tell Like It Is", el crudo pero brillante sonido orgánico soul de "Say What You Feel", el sensual tono del track "Kinky" o el corte más pop "This Letter". Aunque no seas un seguidor de la música soul (y sus derivados) es difícil no apreciar la riqueza de matices, la calidad de su música y lo "estúpidamente" buena que resulta su voz. Desde este blog esperamos que esta talentosa artista tenga más suerte y pueda disfrutar de esa posición que merece por talento, esfuerzo y creatividad. Recomendable.

Raphael Saadiq: La magia del soul

En ocasiones no me es necesario escuchar un disco para saber que el contenido del mismo va a ser satisfactorio. Ese es el caso de los discos de Raphael Saadiq, bajo su sello lleva estampado el label de música de muchos quilates.

Sus comienzos en el mundo de la música ya fueron prometedores cuando, junto a su hermano Dwayne Wiggins y a su primo Timothy Christian, formaron el grupo Tony! Toni! Toné! en el año 1987. Un grupo que consiguió un gran éxito comercial al saber utilizar y mezclar con maestría el sonido más tradicional con el hip-hop y el RnB. Su etapa en el grupo hasta el año 1996, le sirvió para adquirir la experiencia y soltura necesaria para aventurarse en solitario, bajo el nombre de Raphael Saadiq, y ser llamado a formar parte importante del nuevo movimiento soul. Bajo su nuevo nombre artístico realizó dos canciones para dos bandas sonoras sin que consiguiera la satisfacción personal que buscaba, por lo que se junto a Dawn Robinson de En Vogue y Ali Shaheed Muhammad de A Tribe Called Quest formando un grupo llamado Lucy Pearl, dando como fruto un único disco bajo el mismo nombre, donde confluían la sensualidad, talento y maestría de tres estrellas, que no conseguían brillar con la fuerza esperada. No obstante Saadiq siguió dando muestra de su talento, tanto en las composiciones, como en la producción de temas para otros artistas como, Macy Gray, TLC, Whitney Houston, Mary J. Blige, The Isley Brothers, D'angelo ..., con este último consiguió un Grammy con la canción titulada "Untitled".

Por fin en el año 2002 nos presentó su álbum debut en solitario titulado Instant Vintage, una mezcla de samples, soul, gospel y RnB, lo que el denominaba como "gospedelic", consiguiendo nominaciones a los Grammys como Mejor álbum de RnB y mejor canción de RnB con "Be Here". Continuó con un disco en directo en el 2003, All Hits at the House of Blues, donde dejaba constancia de su progresión y existencia en el mundo de la música desde que empezó, llegando en el 2004 su Ray Ray, publicado bajo su propio sello, Pookie Entertainment, con un sonido más funky y enérgico, donde una vez más da muestra de su habilidad como vocalista, compositor y productor, siendo su creatividad inacabable, ya que seguía dando ideas y composiciones para artistas como, Jill Scott, Kelis, Mos Def ó Teedra Moses.

Para este su nuevo disco, titulado The Way I See It, nos ofrece un cambio de dirección recogiendo la esencia del sonido más clasico de los 60 y 70, a unas canciones que nos evocan la magia de la ciudad de Detroit, canciones que podrían haber sido éxitos hace tiempo bajo su publicación en sellos como la Motown ó Stax, pero no, nos ofrece este trabajo en el siglo XXI y con la Columbia(Sony/BMG). Canciones llenas de romanticismo y vulnerabilidad como "Oh Girl", "Just One Kiss" a duo con la británica Joss Stone (a quien produjo su anterior disco titulado Introducing Joss Stone) ó "Calling" con una participación en español de Rocio Mendoza, compaginándolas con otras llenas de vigor e infeccioso swing como en "Big Easy", donde rinde homenaje a la música de Nueva Orleans y con ello a los desaparecidos por el huracan Katrina, canciones como "Sometimes", que podrían formar parte de Sam Cook ó “Never Give You Up” con una influencia vocal muy a lo Marvin Gaye, en la que Stevie Wonder, otro clásico de la Motown, participa en un sólo de harmónica. Es un disco agradable de escuchar, que nos induce a la nostalgia y donde demuestra que el soul clásico es eterno y esta cada vez más vivo entre nosotros. Con autenticidad y maestría Raphael Saadiq nos invita a degustar ese sonido orgánico carente de sintetizadores y samplers, consiguiendo que el soul suene con una naturalidad y frescura casi perteneciente a otra época.

Kim Arrington: Una poeta del soul

Decía el gran poeta José Hierro que "...La poesía es como el viento, o como el fuego, o como el mar. Hace vibrar árboles, ropas, abrasa espigas, hojas secas, acuna en su oleaje los objetos que duermen en la playa..." Con cierta frecuencia los artistas, también en el campo de la música soul, recurren a figuras poéticas que incluyen en las letras de sus canciones buscando precisamente ese efecto, hacernos estremecer aún más con sus composiciones y para ello normalmente se busca más el efecto estético del lenguaje empleado que el contenido del mismo.

Lo que resulta menos común es encontrar a una poeta que ha decidido utilizar la música soul como vehículo para expresar sus sentimientos, sus emociones... en este caso aunque el mensaje resulta crucial y lo estético siendo importante es secundario, sólo el talento del verdadero poeta es capaz de ofrecernos ambos en una combinación que nos procura experiencias absolutamente mágicas; éste es el caso Kim Arrington. Kim es una artista integral, capaz de desenvolverse a muy alto nivel en el campo de la literatura, la poesía, el teatro o la música para transmitirnos sus mensajes, para contarnos historias. Su trayectoria profesional y artística se ha decantado claramente hacia la poesía (ha publicado libros, obtenido importantes premios y reconocimientos), aunque su vocación musical estuvo presente desde su más tierna infancia no ha sido hasta ahora, con 29 años, cuando se ha decidido a emprender este camino.

Con su disco de debut First Love Note Of Kim Arrington publicado por el sello independiente Roaring Refrain, esta artista de North Carolina se desnuda ante nosotros, nos abre su corazón y su alma utilizando su enorme talento poético para disertar sobre la vida y el amor. Es un disco en clave de retrosoul y jazz, en el que la música está al servicio de las letras y de su voz en cada uno de los catorce temas que incluye su primer trabajo. Puesto que la fuerza de su propuesta artística radica en el lirismo, en las letras de las canciones, quizá el disco pueda resultar algo monótono, especialmente para aquellos que no conozcan el idioma de Shakespeare; no esperéis demasiadas concesiones al ritmo o al virtuosismo instrumental. No obstante, se pueden dejar seducir por la voz de Kim, que aunque presenta ciertas limitaciones, está llena de matices por descubrir en cada estribillo, en cada frase de sus canciones; en un viaje musical en el que nos dejamos acompañar por la verdad de esta mujer. En definitiva, Kim ha abierto sus cartas de amor para compartir sus emociones con todos nosotros, en una propuesta musical soulful que aunque presenta algunas fisuras, está plena de originalidad y honestidad, dos valores muy escasos en el panorama musical actual... solamente por ello su trabajo ha merecido nuestra atención y consideración. Juzguen ustedes mismos.

 
©2009 Musicasoul | by TNB