Soulfinger - Life, Love & Passion (2014)

Soulfinger no es sino el alter ego, el proyecto de Eric Moral & Chris Hofbauerun, un dúo de productores enamorados del sonido Motown que pretenden rendirle un homenaje a sus compositores con todos los honores y pronunciamientos que tanta pasión merece. La idea es evitar los clásicos emblemáticos, volver a grabar las caras B, todas ellas auténticas joyas menos conocidas de la música soul editadas entre finales de los sesenta hasta mediados de setenta.

Gracias a Kickstarter -la plataforma de crowdfunding más importante del mundo- han conseguido reunir la nada desdeñable cifra de 30.000 dólares con los que hacer frente a los costes derivados de este ambicioso proyecto que en realidad tuvo su primer intento hace dos años pero que finalmente no llegó a ser editado. Para ello se han rodeado de una impresionante lista de artistas: Leela James, Angela Johnson, Ben L'Oncle Soul, Jaguar Wright, Stephanie McKay, Syleena Johnson o Anthony David entre muchos otros que dan cumplida respuesta vocal a los temas originales. Trabajando con clásicos, era importante tener un sonido identificable en todo el álbum así que se han decidido por trabajar con una banda estable y estelar de músicos, todos ellos con una impresionante trayectoria. El detalle se ha cuidado al máximo. Así, se han preparado unos originales envases para el cd o el disco de vinilo, en una edición de lujo, limitada y numerada, absolutamente extraordinaria que sólo puede ser adquirida a través de la plataforma Kickstarter. Así pues no está disponible en los puntos de venta habituales, no será lanzado en formato digital, no hay iTunes, Amazon, o Spotify. En definitiva, un disco que lo tiene todo: una produción impecable, una acertada selección de voces, músicos y temas que suenan realmente bárbaros. Un trabajo que desborda soul de muchos quilates, de verdad, el de siempre, una propuesta absolutamente recomendable y difícilmente rechazable para todos aquellos fanáticos coleccionistas de aquella etapa de la música soul tan añorada.

http://soulfingermusic.com/?album=life-love-passion


Lefties Soul Connection - One Punch Pete (2011)

Durante más de una década esta banda con sede en Amsterdam se caracterizó por su potente, brutal y primitivo garaje/funk de carácter instrumental (The Meters pueden ser una buena referencia), que como acertadamente comentaba un compañero, de tanta contundencia que te podía llegar a provocar hasta una hemorragia nasal si asistías a una de sus actuaciones en directo. Para su tercer larga duración, editado por el sello TopNotch, aún manteniendo la fuerza de su propuesta -el título lo dice todo- optaron por equilibrar su sonido incorporando colaboraciones vocales en algunos de sus temas. Todo un  acierto, en mi opinión.

Y es aquí, donde nos encontramos a Michelle David, pequeña de estatura pero con una voz desagarradora y gritona que sorprende desde el principio.Tanto es así, que descaradamente les roba protagonismo al combo instrumental en los cuatro temas en los que colabora en el disco. Por momentos los músicos se convierten en simples acompañantes de esta vocalista con tanto poderío. Además de la norteamericana que aporta su visión más soul/gospel, el disco cuenta con otras colaboraciones vocales como la de la británica Corrina Greyson (blues) o la alemana Flo Mega. Esa mayor diversidad de sonidos respecto a discos anteriores les sienta muy bien, es un álbum completo, que hunde sus raíces en el protofunk, que aún manteniendo esa presencia brutal de la base rítmica marca de la casa (incluido el característico color que aporta el sonido del órgano Hammond) transita hacia mundos más conmovedores de la mano de estas vocalistas. En todo caso, cuidado amigo que esta propuesta supone recibir todo un punch de izquierda directo a tu estómago que puede dar con todos tus huesos en la lona si te pilla con la guardia descuidada.

Jr Walker & The All Stars - What Does It Take (to win your love) (1969)

Jr. Walker (Autrey De Walt) es una de las honrosas excepciones -hay quien dice que la única- a la regla no escrita según la cual la Motown nunca mostró interés por promocionar proyectos instrumentales, músicos que al fin de al cabo difícilmente podían salir del anonimato. El sonido áspero y su forma enérgica de tocar su saxo tenor, muy en la vieja escuela del rnb/blues (King Curtis fue su mayor influencia) no casaba demasiado bien con el sonido pulido marca de la casa de Detroit.

Si a ello le añadimos su timidez y voz ronca -poco entrenada- no ayudaba a que la maquinaria comercial de Berry Gordy pusiera sus ojos en él. "What Does It Take (To Win Your Love)" constituye una excepción a esa regla no escrita, alcanzó el número uno de las listas de ventas rnb (y el cuarto puesto en las listas pop) gracias a esa melodía fresca y pegadiza, un saxo celestial aderezado con arreglos soulful al más puro estilo Motown, de la mano del dúo de productores Harvey Fuqua y Johnny Bristol. Todo estaba en su lugar, nos es de extrañar que se convirtiera en todo un éxito instantáneo (y efímero) aunque quizás sea un tema impersonal y anónimo como para representar adecuadamente a este músico no siempre valorado en su justo término. Quizás no se haga justicia con su trayectoria artística significar esta canción, pero en el camino hacia el éxito comercial se quedó para siempre este tema de este estupendo saxofonista con reconocida influencia posterior en el recordado e inolvidable Clarence Clemons.

Marta High & Speedometer - Soul Overdue (2012)

A pesar de contar con su presencia en el mundo de la música desde la década de los sesenta no le ha sido nada fácil para esta mujer hacerse finalmente visible en el mercado de la música negra. Trabajó como vocalista nada menos que con James Brown, a quien acompañó en sus giras durante 30 años, pero nunca alcanzó la relevancia de otras Soul Sisters como Lyn Collins, Vicki Anderson o la gran Marva Whitney.

Sólo recientemente el público ha descubierto y reconocido la verdadera profundidad de su talento e increíble voz. Tras un irrelevante paso por la música disco en la década de los setenta volvió felizmente al redil del deepfunk colaborando vocalmente con el fabuloso grupo francés Shaolin Temple Defenders. Por fin, el año 2012, asume finalmente un protagonismo central editando el segundo disco de su carrera artística de la mano del reconocido combo británico Speedometer, una fantástica oportunidad de revivir aquellos tiempos de gloria gracias al sello Freestyle Records. Nigún track nuevo, once temas o bien versiones de grandes temas clásicos o de canciones del grupo anteriormente editadas, eso sí muy bien seleccionadas que harán las delicias de cualquier amante del soul, del soul/jazz y del funk. Quizás ahora se entienda menor el título elegido para este álbum que puede considerarse como brillante en todos los sentidos. Un disco pleno de energía y vigor, demasiado cerca de los originales al que yo hubiera pedido un poco más de atrevimiento pero que, en todo caso, te recordará porqué nos gusta la música soul y del que, a buen seguro, el propio padrino se sentiría muy orgulloso y arrepentido por no haberla ayudado nunca a grabar un disco en solitario.


 
©2009 Musicasoul | by TNB