Angela Johnson - Naturally Me (2014)

Hace unos días iniciaba en la página de Facebook asociada a este blog una serie programada de entradas que bajo el pretencioso nombre de Lo mejor de Musicasoul pretende dar un repaso a los seis años de existencia de este espacio destacando lo mejor de los casi 500 artículos publicados hasta la fecha. Comenzaba esta mirada hacia atrás con el disco A Woman's Touch Vol.1 (2008),  la primera review de este proyecto. 

Casualmente, a mediados del próximo mes de agosto esta enorme artista neoyorkina publicará su quinto trabajo, Naturally Me, nuevamente bajo el sello británico Dome Records, como ya sabeis especializado desde 1992 en la promoción de artistas soul y neosoul del mercado británico y del resto del mundo. Angela siempre ha destacado por su capacidad para moverse en campos tan diversos como la composición (tanto de la música como la letra de sus canciones) como productora, arreglista o multiinstrumentista y, por supuesto, como cantante. En todos ellos ha demostrado su buen hacer y competencia. En esta ocasión nos propone diez temas, un homenaje a la desaparecida Teena Marie, canciones excelentes, grandes arreglos y convincentes interpretaciones vocales y que cuenta con la notable colaboración de Raul Midon (vocal), Wes Mingus (guitarra, hip hop) y Onaje Allan Gumbs (piano, jazz), acentuando de este modo el carácter ecléctico de este trabajo. El álbum rebosa por los cuatro costados buena música soul, rnb y toques de funk, siempre bajo el prisma del buen gusto, la elegancia y la omnipresente calidad que preside todos los trabajos de una de las artistas más desconocidas y menos valorada de la escena neosoul independiente de los últimos 15 años.

Con ella comenzó una aventura en esta plataforma pública a través de la cual he querido compartir con todos vosotros mi pasión por la música negra en el convencimiento de que conocerla era amarla. Mi filosofía estuvo clara desde el principio, no buscaba el éxito o el reconocimiento externo, su feedback es y ha sido puramente emocional y como tal, todas mis publicaciones son puro y sincero sentimiento. Era preferible un “me gusta” o un comentario a un buen posicionamiento en Google. Tenía claro que quería crear contenidos de calidad, lo importante era hablar sobre aquello que tanto me gustaba, mi pasión vital. Si además resultaba práctico e interesante para el resto mejor que mejor. El círculo parece al fin cerrarse...


Liam Bailey - Definitely Now (2014)

Cuando me preguntan qué es la música soul, suelo encogerme de hombros, es un término difícil de definir, puesto que describir la música con palabras es tarea harto difícil, casi imposible, ya que es un conjunto de sensaciones, pensamientos, momentos, lugares, imágenes, influencias y demás cosas que podríamos decir que encierra la música en si.

El soul podemos considerarlo como el alma hecha musica. Habitualmente tal sentimiento se expresa ajustándose habitualmente a determinados parámetros o estructuras (típicamente Motown o Stax) pero realmente sus caminos son siempre inescrutables. Hago esta reflexión, en relación a la edición el próximo mes de agosto del primer larga duración de un viejo conocido de este espacio, Liam Bailey que ya cuenta con dos EPs editados en su curriculum, Definitely Now ha sido lanzado bajo el sello Flying Buddha, co-producido por el propio Liam y el prestigioso Salaam Remi (su mentor en el mundo de la música). Su propuesta se asemeja más a lo que podríamos considerar como música de cantautor, pero el soul habita en sus cuerdas vocales, nos transmite esas sensaciones o emociones de nuestro género favorito aunque su propuesta sea ecléctica y alejada de cualquier estructura habitual. En efecto, su distintivo y carismático timbre vocal -libre de autotune- y su forma de interpretar, con una expresividad cruda tal que ha sido comparado con Bob Marley (sobre todo en los temas cercanos al reggae) y Sam Cooke le acerca sin duda al territorio del soul. No obstante, su estilo de composición, su forma de entretejer el apartado instrumental y el protagonismo otorgado a la guitarra nos recuerda más a bandas rockeras como The Smiths u Oasis. Él es en definitiva un artista que vuela libre, sin ataduras, sin complejos, que puede llegar a interesar a los amantes del soul por el atractivo del timbre de su voz.

Naomi Shelton & The Gospel Queens - Cold World (2014)

Cold World supone el ansiado regreso de Naomi Shelton -y su grupo vocal- que vienen de nuevo a predicarnos el evangelio con su fantástica mezcla de gospel-soul, cinco años después de su inolvidable disco de debut What Have You Done My Brother?. Las cosas han cambiado mucho en este intervalo de tiempo, ya no son unas desconocidas.

Un evidente síntoma es que ha realizado numerosas giras por los escenarios y festivales más prestigiosos antes de reunirse de nuevo nada menos que con la familia de Gabriel "Bosco Mann" Roth para la grabación de este nuevo álbum, en su ya mítico sello Daptone Records. Cold World es un disco gospel (desde las típicas notas del órgano Reedy, los mensajes de clara inspiración lírica o el apoyo de las armonías vocales del grupo The Gospel Queens); pero al mismo tiempo, incorpora muchas de las características o estructuras de la música soul. Una combinación mágica muy de mi gusto personal. En efecto, apoyada en una magnífica banda compuesta por primerísimas figuras de músicos e impulsados por la voz ronca y potente de Naomi, navegamos siempre a favor de viento, con esa fusión perfecta entre el gospel y el alma más sureña, tal y como lo entendían Curtis Mayfield o The Staples Singers allá por la década de los setenta, tal y como la entiendo yo. Que se diga que esta nativa de Alabama posee una de las voces más distintivas en el soul ahora mismo, resulta toda una obviedad pero nunca está de más recordarlo. Complementada perfectamente con las exhuberantes armonías del grupo vocal The Gospel Queens (Bobbie Gant, Cynthia Langston y Edna Johnson) nos lleva hasta un nirvana sensorial inolvidable.

Al igual que muchos cantantes de gospel y rhythm and blues, Naomi aprendió a cantar a una edad temprana en la misma iglesia donde fue bautizada junto a sus dos hermanas mayores, inspirada en los grandes del gospel como Sam Cooke and the Soul Stirrers o the Five Blind Boys of Alabama, más tarde recogería las influencias de grandes del soul como Wilson Pickett, Sam & Dave, Otis Redding o Lou Rawls. Toda esa tradición explica la maravillosa experiencia que supone para cualquiera oírla cantar, sea un fiel creyente o no. La voz de Naomi suena impresionante e inimitable, con una identidad musical construida con mucho esfuerzo y a medio camino entre el gospel y el soul, resuena autoritaria, inconfundible, auténtica, sensible...en fin, se me acaban los elogios. Como ya lo fue el anterior trabajo, Cold World es un disco endiabladamente bueno, no es un disco gospel más al uso que quizá pueda retraer a más de uno. Es un disco excelente que mezcla soul y gospel de manera magistral, un trabajo musicalmente extraordinario, auténtico, firmado por una mujer que canta maravillosamente con el alma y que transmite una positividad, felicidad y esperanza que debe interesar más allá de las creencias que tenga cada cual.

 
©2009 Musicasoul | by TNB