Clásicos del Soul: Holland-Dozier-Holland

Este año se conmemora el 45 aniversario del lanzamiento de los sellos discográficos Invictus, Hot Wax y Music Merchant, creados por el trío de compositores y productores Brian Holland, Lamont Dozier y Eddie Holland tras su amarga separación del imperio Berry Gordy Jr. Cuando el trío dejó la Motown, continuaron trabajando como equipo de producción hasta alrededor de 1974, aunque curiosamente debido a la disputa legal, desde 1969 a 1972 no pudieron firmar el material con su auténtico nombre, en su lugar utilizaban el seudónimo colectivo "Edythe Wayne".

Por una parte, la espectacular colección recoge los 157 singles editados (96 editados en el sello Invictus, 44 en Hot Wax y 17 con Music Merchant) -tanto caras A como B-. Por otro lado, incluye además vinilos extremadamente raros que residían en colecciones privadas, grabaciones inéditas (remixes, temas instrumentales) desenterradas tras un arduo proceso de investigación, para un total nada menos que de 269 títulos. Todo ello acompañado por un completo libreto de 80 páginas escrito por Dean Rudland presentado en una caja de lujo. Sin duda la más completa reedición jamás realizada de un catálogo sobre una parte tan importante de la historia de la música soul. Más allá del interés propio de este lanzamiento, en realidad este post me sirve de excusa perfecta para recordar la figura de este legendario trío, si bien el periodo que recoge esta colección no es el mejor de su trayectoria. Aunque en sus comienzos trataron de labrarse en solitario una carrera como intérprete, especialmente Lamont, la falta de éxito e incluso el propio miedo escénico que atenazaba a Eddie les decidió finalmente por conformar un tandem de compositores y productores sin igual. Durante su permanencia en el sello con sede en Detroit 1962-1967, Lamont y Brian fueron los compositores y productores de cada canción mientras que Eddie se reponsabilizaba de escribir las letras y los arreglos de voces. Apoyados en un excelente equipo de músicos de estudio (The Funk Brothers) y equipos de grabación sofisticados para la época, H-D-H colocaron a la marca Motown a la vanguardia de la música popular americana de los años 60. Decenas de canciones jalonan su carrera, la mayoría de singles de éxito de la discográfica, incluyendo 25 número uno, aunque sus producciones más célebres y recordadas fueron los singles editados para los Four Tops y The Supremes.

Una disputa por el reparto de los beneficios y los royalties supuso el fin de la alianza con el mítico sello y el comienzo de uno de los litigios legales más largos de la historia que se enredó con ulteriores demandas y contrademandas hasta el año 1982. Una pena, porque ciertamente su nueva aventura con aquellos sellos propios que hoy recordamos sólo obtuvo un éxito moderado. Lamont pudo alargar más su carrera retomando finalmente su carrera como intérprete, como productor (Aretha Franklin) y como compositor durante la década de los ochenta (Simply Red, Boz Scaggs, Eric Clapton y Phil Collins). Hay compositores que siguen las tendencias. Hay compositores que crean tendencias. Y luego están los compositores cuyos catálogos van más allá de cualquier tendencia, que crean el sonido de una época y cuya influencia aún se hace sentir décadas después. Una vez que supieron que habían dado con la tecla del sonido para la joven América, la música unió a la gente, hizo más por las relaciones interraciales que cualquier político o ley que se promulgara en aquel momento. Ese es el verdero poder de la música. El equipo de Lamont Dozier, y los hermanos Eddie y Brian entran de lleno en esa categoría firmando algunas de las canciones más famosas de toda la historia como este "Where Did Our Love Go" que hoy recordamos y que inicialmente estaba pensado para the Marvelettes.

 
©2009 Musicasoul | by TNB