Anthony Hamilton: Portador de la llama del soul

Cuenta la leyenda que desde que Sam Cooke nos cautivara el corazón con su maravillosa forma de cantar, su inmaculado espíritu soul ha buscado continuamente transmutarse en ese artista que mantuviera encendida la esencia de la música soul. Muchos nombres han sido lo que se han postulado pero muy pocos han sido los elegidos: Otis Redding, Aretha Franklin, Marvin Gaye, Al Green, Curtis Mayfield o Donny Hathaway ....

En la actualidad escasean artistas que estén los suficientemente cualificados para transportar la antorcha con ese sentido único de autenticidad que tal honor requiere. Anthony Hamilton puede ser ¿la única? excepción, ocupando un vacío evidente e importante en el mercado actual. Aunque tuvo un difícil y tortuoso camino hacia el éxito, su maravilloso talento se impuso al fin. Desde que en 1996 publicara su increíble álbum de début XTC Anthony nos ha regalado con esa voz que nos evoca a Bill Whiters o Bobby Womack fusionando de manera magistral el soul de los setenta y el rnb de los noventa. Hamilton no se prodiga demasiado ante su público, desde entonces sólo había publicado tres discos más. Es lógico por lo tanto que el anuncio de Zomba Records de la salida al mercado de su nuevo trabajo The Point Of It All, tres largos años después de su último disco, sea uno de los acontecimientos más esperados de este año que termina.

Aunque con un tono más ligero que el de su predecesor, nuevamente nos brinda la oportunidad de saborear ese estilo melódico y sentimental que ha caracterizado sus anteriores trabajos. Anthony ha sido capaz de incorporar sonidos modernos que se ajustan a la perfección con los matices y sutilezas de su voz soulful. En un mercado actual donde las letras agresivas -en muchos casos degradantes para la mujer- son las que impulsan las ventas comerciales, se agradece la honestidad artística de Anthony que rehúye ese tono, sacrificando el impacto mediático de su álbum. Son letras que nos hablan sobre sobre el amor en clave positiva ("The Day We Met", "Diamond In The Rough" o "The Point Of It All") pero también hay espacio para el desamor, una insana obsesión o la infidelidad ("Hard To Breathe", "Please Stay" o Soul's On Fire"). A pesar de los años transcuridos -y de algunas decepciones como el primer corte del disco- el artista de Charlotte conserva pura, auténtica y casi intacta su alma sureña de soul. Ese espíritu único que ni se compra ni se vende, que se tiene o se carece de él... afortunadamente para todos nosotros Anthony es un artista "calado" de soul hasta los huesos.

 
©2009 Musicasoul | by TNB