Bettye Lavette - Deconstruir para reconstruir

La historia de Interpretations: The British Rock Songbook comienza en el año 2008 cuando Bettye fue invitada a actuar en el Kennedy Center Honors realizando una estupenda versión del clásico "Love Reign O'er Me" de The Who (ver video). Su interpretación impactó de tal manera (hizo saltar las lágrimas a su propio autor Pete Townshend) que los productores Rob Mathes y Michael Stevens la convencieron para firmar un trabajo que pretendía reinterpretar temas clásicos de algunos de los iconos de la música rock británicos.

La tarea no es fácil. Y es que cuando se eligen una serie de doce canciones tan conocidas, el oído y el cerebro simplemente esperan que la canción discurra por el camino habitual, por lo que intentar reorientar el rumbo hacia otros horizontes suede ser fuente de posibles problemas. Ejerciendo con autoridad su libertad artística, ha renunciado a tratar estos clásicos como si de textos sagrados se tratara. No son simples versiones, tímidas o carentes de imaginación como los olvidables proyectos similares abordados por Rod Stewart o Barry Manilow. No es sencillo averiguar lo que estas antiguas composiciones pueden decir al público contemporáneo, pero sorprendentemente, Bettye lo intenta en cada canción, aunque con desiguales resultados. Al abordar este material icónico, consigue que estas canciones suenen nuevas y frescas, apenas se insinuan los temas originales alejando el proyecto de un simple ejercicio de nostalgia generacional. Es una labor de desmontaje integral, de abordar esos temas rock desde la perspectiva del rnb, sumergiéndolos en un baño de exhuberantes arreglos de cuerdas y coros, aunque por momentos se muestre demasiado seria e introspectiva. No hay duda de que ese gusto casi gimnástico que tiene por estirar las frases y las palabras es atrayente en un primer momento, pero lo cierto es que puede resultar agotador para el oyente después de una exposición prolongada.

Por supuesto, ayuda mucho que ella maneje una voz inimitable, cuyo poder es poco común incluso entre los propios cantantes de soul. Bettye canta con esa clase de fuerza bruta que hace que cada nota se clave en nuestra alma como un cuchillo en nuestro costado. Paradójicamente, ese tono único de voz, alejado de los estándares del circuito soul la ha condenado durante décadas a un injusto ostracismo. Estoy feliz de que Bettye haya abandonado el terreno de la sombra y por fin, asus 64 años, pueda conseguir el reconocimiento que merece una de las mejores voces del soul. Y si bien creo que hace un trabajo increíble reinterpretando canciones o temas clásicos, me encantaría poder escuchar a esta extraordinaria cantante en un próximo álbum con material original.

 
©2009 Musicasoul | by TNB