Ashley Thomas: Laberinto sonoro

Que el espíritu y sonidos de los años sesenta y setenta toman vigor en épocas donde la creatividad y las ideas de los artistas se van perdiendo, es algo más que evidente. Así es posible entender la proliferación de los nuevos valores que últimamente estan saltando al panorama musical soul.

Que la música cada vez esta más globalizada y los "rostros pálidos" estamos absorbiendo, aunque sea en pequeñas cantidades, esas cualidades propias de los grandes de la música soul, es otro hecho tambien innegable, con la existencia de artistas como Eli "Paperboy" Reed, Alice Russell o Mick Hucknall. Otro "chico blanco" que se une al espíritu "blue eyed soul" es Ashley Thomas, que ha sabido combinar los aires de la música que se hacía en los años sesenta y setenta, con los nuevos y renovados de este nuevo milenio, fusionando con sencillez y particular maestría el funk/soul con el nu-jazz y folk, a traves de su voz y bellas melodías en forma de estructuras clásicas. Nacido en Southampton, vive a medio camino entre Londres -la ciudad donde empezó a desarrollar su actividad musical- Paris, donde actualmente reside. Sus comienzos en la música fueron tocando la batería a una edad muy temprana, para rápidamente interesarse por otros instrumentos como la guitarra o el piano. Su primer punto de referencia provino del sonido jazz fusión del grupo Steely Dan, tratando de absorber ese espíritu de los clásicos, continuando con otros no menos maestros como Stevie Wonder, Prince o Marvin Gaye. Ante tal combinación el resultado no podía ser decepcionante y así nos lo demuestra en su disco debut.

Como queriendo mostrar la encrucijada de experiencias y sensaciones que le han permitido crear este disco, Ashley le pone por título A Tale Of Two Cities, resultado de esa convivencia mixta entre Londres y Paris. Bajo el sello británico Wah Wah 45s, compañía discográfica asociada al Jazz Cafe londinense, su primera escucha no puede ser más gratificante con la canción que da título al álbum, donde nos muestra esa fusión de sonidos folk, jazz y soul de los años 70's, que te hacen recordar a Terry Callier e incluso al más actual Raul Midon. Su voz consigue darte una sensación de levitación y te conduce con precisión por las sinuosas notas de los instrumentos musicales. Y así una y otra vez a traves de casi todas las canciones. Sonidos sencillos y sincopados que consiguen un resultado final insospechado por la simpleza y lo acústico de la producción. En el disco podemos encontrar canciones delicadas e intimistas de estilo más folk como en "Would You Cry" o en "Serenity", pasando por un sonido de corte jazz en "Find Me" y "Spotlight", hasta puro sonido Terry Callier en "The Same Love That Made Me Laugh" e incluso sonidos que huelen a Brasil como en "God Given" y "Let it Bloom". Desde Musicasoul, sólo podemos invitaros a dejaros seducir por este laberinto sonoro, que seguro hará las delicias de los oídos más exigentes.

 
©2009 Musicasoul | by TNB