Leela James: Siempre la esperaré

Reconozco que en general los discos de versiones de temás clásicos nunca han sido de mi agrado. En pocas ocasiones siquiera igualan al tema original, salvo en honrosas excepciones apenas si aportan algo nuevo de interés y suelen ser un recurso fácil para quienes carecen de la creatividad propia necesaria para afrontar un nuevo proyecto musical.

Si a ello le sumamos el hartazgo ante el abuso que se ha hecho últimamente de esta fórmula quizá podáis entender que una mueca de excepticismo se dibujara en mi rostro al conocer que el sello Shanachie editaba Let's Do It Again, el segundo trabajo de Leela James. ¿Otro disco más de versiones que discurre por esos senderos de atonía creativa? La primera y grata sorpresa supuso conocer que entre la acertada lista de 11 clásicos seleccionados por la propia artista aparecían algunos títulos que no pueden ser considerados como tales. Concretamente me estoy refiriendo a temas como: "I Try" de Angela Bofill, "I'd Rather Be With You" de Bootsy Collins o "You Know How To Love Me?" de Phyllis Hyman. Además, compruebo con satisfacción que es Leela -con la asistencia de Ralph Kearns- quien asume las labores de producción del disco. Todo ello me asegura que al menos el trabajo tiene su interés puesto que en principio refleja el modo que tiene la artista californiana de interpretar estos grandes temas... para mi toda una garantía de compromiso con el sonido soul, el saber hacer y el buen gusto.

No es un disco redondo, pero si es un trabajo bien hecho con momentos de gran calidad. Como suele suceder en estos casos con más acierto en algunas versiones que en otras. En mi opinión, su versión de "Clean Up Woman" no puede hacerte olvidar el original de Betty Wright o "Baby I'm Scared of You" carece de esa diversión que procuraban Womack & Womack; imposible compararla con el padrino del soul James Brown en "It's A Man's Man's Man's World" -el primer single- o su versión de "Let's Do It Again" no alcanza las cotas de sensualidad del original de Mavis Staples. Por el contrario, uno de los momentos más sorprendentes del disco quizá sea la versión espiritual -casi gospel- del conocido éxito "I Want to Know What Love Is" de los Foreigner o una reposada versión del famoso "Missing You" de Rolling Stones. En todo caso, me gustaría destacar los magníficos arreglos instrumentales que en ocasiones tienen el valor añadido de encubrir los momentos menos brillantes del disco. Ha sido todo un gran acierto apostar por ese fantástico sonido orgánico en directo, al más puro estilo soul band, en la más genuina tradición de Atlantic y Stax Records. Uno tiene la impresión de asistir a la magia y la honestidad de una actuación en vivo de la propia Leela con su banda de músicos. No vamos ahora a descubrir su estupenda voz -a la vieja usanza del soul- que ya mostró en su primer trabajo, aunque mantiene momentos de brillantez, emoción e intensidad funky no llega al rango de grandes como Chaka Khan o Jennifer Holiday.

En definitiva, siempre resulta muy arriesgado hacer frente a versiones de temas de la vieja escuela soul, sólo invita a recibir constantes comparaciones con los originales que sólo se pueden resistir con un amplio rango de voz. Por el contrario, sus personales interpretaciones de temas menos conocidos de artistas como Phyllis Hyman y Angela Bofill o su nueva visión del tema de Foreigner constituyen las verdaderas aportaciones de "Let's Do It Again". Para los amantes del rnb más adulto resulta desalentador que hayan transcurrido cuatro años desde su disco de debut para disfrutar de nuevo del talento de esta vocalista, también es fustrante que no sea capaz de ofrecernos canciones originales después de tan larga espera. En todo caso siempre la seguiré esperando porque sin duda nos encontramos ante una de la pocas esperanzas del rnb sureño que aspira a contener las hordas de voces femeninas sin interés que dominan el panorama actual.

8 comentarios :

Adrián dijo...

muchismas gracias por su amable respuesta
a mi petición de ayuda ahora comprendo que la proclamada ayuda entre los blogs es una pura farsa y que cada uno debe buscarse la vida .
Les doy las gracias por esta valiosa lección

Musicasoul dijo...

Resulta de muy mal gusto entrar como invitado a una casa y ser mordaz con el anfitrión a las primeras de cambio. No nos manejamos con soltura en tu idioma, no somos una enciclopedia del jazz, no nos has dado un tiempo de cortesía para poder responderte... ¿No crees que así resulta harto complicado poder ayudarte?

michigan dijo...

Pues a mi me ha decepcionado este disco de Leela James. Más allá de la larga espera (que es lo de menos cuando los artistas merecen la pena), no veo en este trabajo todo ese 'soul' que derrochó en el primero.

En "A Change Is Gonna Come" se mostró como una artista capaz de transmitir, de hacer sentir al oyente a un nivel que pocos más saben hacer (se me ocurre Anthony Hamilton).

En cambio aquí me da más la sensación de que se centra en rendir un tributo correcto que en darle a las canciones un "toque Leela". Y eso decepciona más cuando el material había sido tan bien seleccionado.

Me da la impresión que es un repertorio de canciones que en actuaciones en directo puede dar muchísimo juego, pero como trabajo de estudio me deja frío. Son canciones para que esta mujer se desate, y aquí no lo ha hecho.

A ver si para el próximo disco no se nos hace de rogar, jeje.

Un saludo.

Musicasoul dijo...

Grandes esperanzas son fuente de grandes fustraciones. Eso creo que ha pasado con este disco, todos esperábamos más teniendo en cuenta el gran nivel mostrado en su primer disco. pero el talento esta ahí, seguro que vuelve a aflorar tarde o temprano. Saludos Michigan.

Juslisen.Musiq dijo...

El tracklist es apasionante y las versiones son más que dignas, en ocasiones, realmente buenas, es lo que tiene tener una gran voz...Pero lo cierto es que me parece muy triste que despues de un discazo espectacular como el "A Chenge Is Gonna Come" (2005) (de los mejor de aquel año junto al Set The Tone de Nate James, por cierto que acaba de sacar nuevo disco, tb de versiones y eso sí que roza ya lo indignante).

Siempre he pensado que los discos de versiones, para el final de una carrera, rollo cementerio de elefantes, porque tras una carrera ya lo has hecho todo...Pero que despues de cuatro años y con el listón tan alto, hacer un disco de versiones...Es más que decepcionante.

Pol

www.juslisen.tk
www.soulspain.com

Musicasoul dijo...

El disco de versiones de Nate James es realmente flojo. No obstante sigo pensando que es un artista con muchas posibilidades.

Por cierto estupendo site, ánimo y adelante con el proyecto.

Iris del Pilar dijo...

Como ustedes quieran, pero yo me quedo con "Good time" en esta versión, aflora la tigresa en cualquier mocosa...

¡Saludos!

Iris del Pilar dijo...

Me va a faltar vida para terminar de apreciar este blog, sigan adelante.

 
©2009 Musicasoul | by TNB