Marc Broussard - Marc Broussard (2011)

A veces lo que el artista puede considerar como un paso hacia adelante en su carrera se puede percibir y enjuiciar por parte de la audiencia como un salto hacia atrás. Ésto es lamentablemente lo que ha ocurrido con este compositor/cantante (hijo del legendario guitarrista de los Boogie Kings) y su auto-titulado cuarto álbum -el segundo para el sello Atlantic. Hasta ahora había firmado interesantes trabajos en el ámbito de lo que se ha convenido en llamar Bayou Soul, una mezcla de géneros -funk, blues, R&B, rock, o pop- pero siempre en clave southern blues, con buena acogida entre público amante del sonido blue-eyed soul.

Tristemente Marc y/o el sello discográfico (vaya usted a saber) han decidido en esta ocasión subir la apuesta comercial, despojando a su propuesta de ese carácter negro, de ese sonido áspero que conseguía tocar la fibra sensible del oyente. En efecto, de la mano del productor Jamie Kenney (quién además ha coescrito las canciones del álbum e incluso toca los teclados) asoman en escena, para nuestra sorpresa y desagrado, sintetizadores, loops programados, baterías comprimidas... ni rastro de la esencia blues/soul en favor del mayor protagonismo del pop/rock. Sólo de vez en cuando, se nos aparecen riffs de guitarras de la vieja escuela del rnb, una sección de metales o la carismática y estupenda voz barítona del artista, pero todo ello enterrado bajo capas y capas de producción que inhiben cualquier asomo de emoción real en su música. Puede que Atlantic, Marc y Jamie tengan suerte en el mercado (lo dudo), quizás lleguen a ser capaces de montar las olas siempre inconstantes de la popularidad por un período corto de tiempo, pero el peaje que debe de pagar por todo ello estimo es demasiado alto.

 
©2009 Musicasoul | by TNB