Lee Fields - Treacherous (2011)

"Eh, tío, no hay límites, no hay límites en cuanto a lo que podríamos hacer", se explica el propio artista de North Carolina cuando se le pregunta por el sorprendente giro que adopta el sonido respecto de su anterior y excepcional trabajo My World (2009). A continuación apostilla el propio Lee que "La buena música es buena música, independientemente de si es pop, el funk o si se trata de blues", "Quería romper las reglas, es por eso que he titulado al álbum 'traidores'."

Reconozco necesitaba una explicación después de escuchar Treachures, hay reggae, música house e incluso algunas voces tratadas con efecto vocoder. Definitivamente no es el disco que uno espera de un hombre que ha cautivado al público de todo el mundo con su potente voz distintiva, cruda, valiente y conmovedora que recuerda a Otis Redding, Al Green o el mismísimo James Brown. Él representa como pocos la pasión, la esencia de la música soul/funk: energía, emoción pura y ritmos sexys. Cuando Lee Fields se pone delante de un micrófono, pone su corazón, alma y mente en todo lo que canta. Es evidente que ha apostado por un enfoque atemporal pero decididamente más comercial, incluyendo mayor diversidad de estilos (con un énfasis en el club/dance) y dando cabida a una selección más amplia de instrumentos, renunciando a la clásica configuración completa de una banda en vivo en favor de ritmos más electrónicos. Es obvio que es el trabajo de un hombre que no tiene miedo de correr riesgos, incluso si el riesgo puede pesar más que la recompensa. Esperaré a que escampe y el brillo del soul/funk/blues vuelva a ganar enteros en próximas entregas, así que prefiero recordarle en temas de su anterior trabajo como este "Honey Dove" que hoy os traigo aquí.

2 comentarios :

Poussino dijo...

Cuánto se agradecen estas baladas después de tanta sofisticación.

Saludos

Musicasoul dijo...

Lástima que en su último trabajo haya apostado por el sonido electrónico. Saludos

 
©2009 Musicasoul | by TNB