Clásicos del soul: Otis Redding

Como os comentamos al principio de esta nueva etapa de Musicasoul, ibamos a dar a conocer ó recordar, algunos discos ó artistas que, a pesar del paso del tiempo, han dejado una huella imborrable en la construcción de lo que se entiende hoy en dia como música de nuestro tiempo.

Comenzaremos con Otis Redding, nacido en Georgia en 1941, aunque a muy temprana edad se mudó a Macom, la ciudad de Little Richard, es uno de esos talentos de la música llamados a formar parte del Olimpo de grandes del soul. A muy temprana edad tuvo que abandonar el colegio para ayudar a su familia económicamente y lo compaginó con colaboraciones con la banda Upsetters; asiduo a concursos de "cazatalentos", fué impedido de participar en ellos por haber ganado 15 veces consecutivas, pero su estrella pronto empezó a deslumbrar y comenzó a actuar con Johnny Jenkins, acabando finalmente grabando para el sello Stax Records, formado por dos blancos que habían conseguido abrirse un hueco importante con un sonido característico que renovó el RnB trasladándolo al soul moderno, lo que hizo que la multinacional Atlantic los distribuyera a nivel nacional.

Otis, poco a poco, utilizando versiones y material propio, fué forjando su particular estilo de balada y reforzando el llamado "deep soul" ó "soul profundo", caracterizado por el uso de instrumentos de viento y un canto proveniente del interior del alma. Aun asi, no fué profeta en su tierra y el éxito tuvo que ir a buscarlo a Europa, lugar en el que el rock estaba subiendo como la espuma, gracias a grupos como The Beatles ó The Doors; pero su especial forma de cantar logró que la revista Melody Marker le otorgara el título de mejor cantante del año reemplazando a Elvis Presley que llevaba 9 años consiguiéndolo.
Sus disco Otis Blue por fin hizo que adquiriese la notoriedad merecida a su gran talento en EEUU y sobre todo su presentación en el festival de Monterrey en 1967 donde una audiencia multirracial y hippy encontró en Otis el cauce necesario para desembocar el torrente de paz y amor de aquella generación. Pero los dias de gloria pronto acabarían, tuvo tiempo para componer su canción más conocida y emblemática (sittin' on) the dock of the bay. Sentado en su casa bote en la bahía, mientras escuchaba a los Beatles, le surgió esta canción rompedora que significaba un avance creativo espectacular, su alma negra había conseguido rendir con su música a las almas blancas que no sabían lo que era el soul. La canción era su visión de un mundo dificil de comprender, ante una sociedad marcada por los cambios políticos y la guerra. Pero no pudo disfrutar del gran éxito de la canción ya que a finales de 1967, con tan sólo 26 años, la avioneta en la que viajaba junto a su banda se precipitó falleciendo él, su ayudante y 4 miembros más.
Este es el fin de uno de los más grandes vocalistas de la historia del soul, nos dejó su música y su espíritu para que generaciones posteriores pudiéramos disfrutar de su talento, de su voz capaz de expresar la nota más desgarradora al timbre más dulce, de su irrepetible forma de cantar y expresar con su voz los sentimientos, generoso con su música y con los demás, como asi le recuerdan quienes le conocieron. El rey del soul nos dejó pero su legado sigue vivo, seguramente es el gran privilegio de los mitos cuando mueren en la cima de su carrera, nunca cambiará y seguirá siendo auténtico con sus eternos 26 años, perdurando en nuestra memoria por los tiempos de los tiempos.

 
©2009 Musicasoul | by TNB