Fred Hammond - Como volver a la casa del padre

Justo cuando el público amante del gospel pensaba que el artista de Detroit no era capaz de expresar de mejor manera su amor hacia Dios, el sello Verity les sorprende con la edición de su demicotercer disco lleno de tesoros, de grandes canciones espirituales.

En Love Unstopppable nos deleita con su voz de tenor alto, su famoso fraseo, sus cambios de acorde al estilo jazz que se aplican en alegres canciones uptempo con las que se alaba, se exalta lo más íntimo del artista y del propio oyente, tal y como lo viene haciendo en los últimos 30 años. En efecto, desde sus días como líder del proyecto Commissioned en la década de los ochenta, Fred Hammond se ha convertido en uno de los artistas más codiciados de la música gospel. Su voz ungida de espiritualidad y letras intemporales de sus canciones están detrás de auténticos himnos del gospel que llevan su firma, así como de la obtención de innumerables premios Stellar, Dove y Grammy. Bautizado por sus incondicionales como el "Architect of Urban Praise and Worship", no le es suficiente con cantar: además es compositor, productor, multiinstrumentista y es dueño de su propio sello discográfico.

A través de sus 15 tracks, grabados la mayor parte en vivo -algo muy del gusto del género gospel- usando un concepto o técnica que él mismo denomina Warehouse Worship, el disco muestra el camino por donde debe de transitar la música gospel. Acertada mezcla de esos temas típicos alegres llenos de ritmo ("Awesome God" (influencias funky), "Nobody Like You Lord", "They That Wait" (con John P Kee) o "Happy"), junto con baladas de mayor remanso rítmico y estribillos suaves ("You're Good", "Lost in You Again" o "Thoughts Of Love") incluso con temas con cierto encanto blues como "Take My Hand". En definitiva, su último trabajo nos muestra con claridad porqué Fred se sitúa actualmente en el escalafón más alto del género gospel. Exhibe su talento como director de orquesta, compositor y cantante, nos regala una excepcional mezcla de explosivos temas corales gospel y baladas delicadas. Es difícil no sonreír, moverse, aplaudir o simplemente sentirse bien al escuchar sus letras y armonías vocales, más allá de las convicciones religiosas de cada cual. Os confieso, que el gospel me atrae hasta cierto punto no por su fervor espiritual sino porque contiene el germen de la música soul; es como si cada vez que lo escuchas volvieras a la casa del padre, a los inicios, al origen de todo... mi experiencia es más terrenal, más mundana y para nada religiosa.

 
©2009 Musicasoul | by TNB