Eli "Paperboy" Reed - Agarrado al mástil de su guitarra

Han corrido ríos de tinta desde que este muchacho estadounidense, casi un imberbe, se convirtiera en un auténtico fenómeno mediático con su anterior disco Roll With You (2009). A nadie dejó indiferente la naturalidad con la que recreaba sin problemas la sensación y el sonido de los sesenta, con toda la carga de artificio que ello tiene en pleno siglo XXI. Apoyado por la solvencia de su compacta y atronadora banda The True Loves este artista sonaba endemoniadamente bien, mantiendo ese aire puro, de garito, alejado de los escándalos de Amy Winehouse o del almíbar prefabricado de Mariah Carey.

Algunos le han calificado como el nuevo rey del soul, la reencarnación de su esencia, el salvador del género, el relevo de los grandes maestros en su concepción genunina, el hombre destinado a predicar el soul por todo el mundo... Para otros simplemente es un impostor, no es más que una burda copia de los más grandes. Lo cierto es que no lo hace nada mal, el soul de este chico se puede tocar casi con las manos, es visceral y absorbente, parece haber asimilado a los más grandes (Otis Redding, Sam Cooke, James Brown o Wilson Picket) con su primer aliento, y sus influencias se filtran a través de sus composiciones y en sus eléctricas actuaciones en directo. Pero también considero que aún es muy pronto para poder hacer comparaciones tan exageradas y, la verdad, me cansa tanto exceso verbal.

Eli ‘Paperboy’ Reed ya tiene listo su nuevo trabajo y parece haber llegado la hora de la verdad para este chico de Massachussets. Un esperado disco que puede servirle de confirmación y al mismo tiempo presentación mundial de la mano de una multinacional (Capitol). Producido por Mike Elizondo ha limado el sonido, que se nos presenta menos sucio, más nítido y festivalero, en definitiva menos Stax y más cerca de la Motown. Su voz como siempre es lo mejor, impresionante como canta a todo pulmón con un fervor que es auténtico, aunque en esta ocasión parece algo más forzado, todo ello suponemos que para lograr el éxito de ventas que no consiguió con su magnífico anterior disco. "El chico de los periódicos" parece haber nacido para romper moldes: un jovencito judío que con su delicada camisa y su pulcro traje suena como sacado de una máquina del tiempo. Mr. Boom Boom -por el espectacular tema que cierra su disco anterior- no creo que sea el salvador de nada, no es negro pero su voz y su alma lo son. Quizás le falte un poco de personalidad propia, suena a veces demasiado "revival", repitiendo patrones habituales y creo tendrá que plantearse en algún momento hacia donde orientar su sonido. Mientras el futuro llega hace lo que le gusta, no inventa nada, pero agarrado al mástil de su guitarra lo hace muy, pero que muy bien.

4 comentarios :

TwoHeadsOneBrain dijo...

Tienes toda la razón, hay que dejarse de zarandajas y disfrutar de la musica con mayusculas que nos ofrece el gran Eli. Este tio es buenisimo y me hace disfrutar de la musica como nadie...

myr dijo...

Aún no lo he escuchado, lo tengo en casa pendiente... Tengo amigos que dicen que ha caído en picado y que era predecible y otros que dicen que sigue igual de bien, que les encanta... Opiniones para todo... En fin, habrá que escucharlo...

LoRbAdA dijo...

Un discazo. No llega al nivel del anterior pero es que eso es casi imposible. En varias semanas veré cómo se defiende en directo.

Un saludo.

Poussino dijo...

Cierto, es sorprendente como el revival soul suena tan bien.

 
©2009 Musicasoul | by TNB