Raul Midón - Atrapar la magia del directo

Raul Midón ha vuelto y eso siempre es una grata noticia para los amantes de la buena música. En efecto, después de tres años de silencio ha editado Synthesis bajo su nuevo sello discográfico Decca Records. Aunque se puso a la venta a finales del pasado año en el mercado europeo y japonés, es ahora, en primavera, cuando se ha lanzado para el mercado norteamericano. No me preguntéis porqué, doctores tiene el marketing...

Este neoyorkino de adopción, ciego de nacimiento (al igual que su hermano gemelo), hijo de padre argentino y madre afroamericana, después después de trabajar como vocalista para artistas como Julio y Enrique Iglesias, Shakira, Ricky Martin o Alejandro Sanz se ha convertido en una de esas raras fuerzas musicales que nos recuerda lo fuerte y profunda que puede llegar a ser la conexión entre el hombre y la música. Raul destaca por su suave timbre de voz (y una curiosa habilidad para imitar el sonido de una trompeta) pero, sobre todo, por haber sabido reflejar sus raíces multiculturales en una visión arriesgada, ecléctica y única de la música que gusta de mezclar soul, folk, jazz o elementos latinos, pero siempre en clave de pop. Es además capaz de dominar varios instrumentos, aunque destaca por su depurada técnica de percusión “slap” a la guitarra, entre el flamenco y el jazz, que asombra a la audiencia. Además, en este disco añade el mérito de haber sido capaz de realizar labores de producción gracias a un software especialmente adaptado a su discapacidad.

Grabado en junio del año pasado bajo la producción del legendario Larry Klein y con algunos de los mejores músicos de Los Angeles, este nativo de New Mexico se nos muestra como un trovador del soul, un corazón nostálgico, un compositor clásico que te seduce con su desatada creatividad y pasión. En esta ocasión, nos presenta un álbum más melódico, tranquilo y accesible para el gran público y con un importante crecimiento como letrista, con su voz impecable e incluyendo algunos de los mejores temas que haya grabado hasta la fecha. Nuevamente tiene el increíble mérito de enganchar a un público muy amplio y diverso en cuanto a gustos musicales, sin por eso sacrificar la calidad artística ni la personalidad de su autor. Ciertamente, aún no ha logrado editar un disco que consiga atrapar toda la magia que destilan sus actuaciones en directo. Éste tampoco lo consigue, pero en esta ocasión al menos se ha dado cuenta de que ese brillo sudoroso, esa chispa única que acompaña sus actuaciones en los escenarios no resulta fácil de captar en un estudio de grabación, así que ha optado por dejar de intentarlo... al menos de momento.

 
©2009 Musicasoul | by TNB