R. Kelly - Write Me Back (2012)

Después de una pausa causada por una cirugía de emergencia en la garganta, problemas de impuestos y los rumores de ejecución hipotecaria, R. Kelly vuelve a la escena musical con su último trabajo. Hay quien considera ya que es la segunda parte, la continuación a su estupendo y aclamado disco anterior (Love Letter, 2010) en el que homenajeaba la música negra de los años cincuenta y sesenta. Estoy de acuerdo con tal afirmación, pero sólo en parte...

Cierto es que su nuevo disco parece perdido en un túnel del tiempo, que despierta sentimientos de nostalgia, que supone una progresión, hasta cierto punto natural, respecto a su trabajo anterior coqueteando en esta ocasión con aquellos viejos sonidos a los que explícita (Michael Jackson) o implícitamente (Stevie Wonder, Barry White, Ron Isley o Jackie Wilson) rinde cumplida pleitesía, aunque siempre convenientemente actualizado. Todo cabe en Write Me Back, desde el rnb más contemporáneo, el pop/rock de los ochenta, el rock and roll de los cincuenta o hasta el disco/soul. En definitiva, una segunda carta de amor a la música de generaciones anteriores.

Sin embargo, no nos engañemos el disco decepciona al oyente en demasiadas ocasiones, tratando de complacer a muchos no lo consigue con nadie. Todo es fuente de inspiración para este artista que no necesita de este torpe ejercicio de imitación, tratando de duplicar la magia de periodos anteriores de la música. Aunque dista mucho de ser perfecto, al menos se mentiene alejado de la tónica habitual de los últimos años en los que hemos sido testigo desesperados de cómo descendía a los infiernos (artísticos y personales) con una serie de trabajos en los que se difuminaban sus excelsas aptitudes compositoras, su gusto por la melodía, sus cuidados arreglos, por no hablar de su acrobática voz, del sin duda el artista de música negra más importante de los últimos 25 años.

 
©2009 Musicasoul | by TNB