Lou Rawls - The Season Of The Witch (1969)

El artista de Chicago demostró siempre una asombrosa versatilidad, ser un consumado maestro en adaptarse una y otra vez a los nuevos tiempos musicales. Bendecido con un rango vocal de cuatro octavas, su voz profunda y elegante -una especie de cruce entre Sam Cooke y Nat King Cole- siempre dejaba su sello en todo el material que le suministraban.

Comenzó con el género gospel, luego se hizo famoso cantando standards de jazz. A mediados de la década de los sesenta probó con el soul y en la segunda mitad de los años setenta relanzó su estancada carrera cultivando el philly soul, sin duda la etapa más exitosa y comercial de su larga trayectoria, lo cual le supuso también la crítica de los sectores más puristas del jazz y soul. Sin entrar en absurdas polémicas, ciertamente los amantes del soul mostramos más interés por la producción musical de la segunda mitad de la década de los sesenta. Este período resultó ser inmensamente productivo desde el punto de vista creativo, el artista logró producir más de una docena de discos en los que pudimos degustar a un gran intérprete del soul, siempre de la mano del compositor/productor David Axelrod, de estupendos músicos de sesión y arreglistas. Y para muestra un botón...


 
©2009 Musicasoul | by TNB