India.Arie : Perla negra del neo-soul

Hay artistas que brillan con luz propia en el firmamento musical y otras con una luz interior tan poderosa que son capaces de convertir la noche en dia. Ese es el caso de esta afro-americana nacida en Denver llamada India Arie Simpson y que desde sus inicios en la música en uno de los baluartes del llamado neo-soul.

Compositora, productora, flautista y guitarrista, India.Arie, aprendió a tocar la guitarra, mientras estudiaba el arte de hacer joyas en Savannah College of Art and Design, y eso transformó su vida para siempre. "Fue el primer instrumento con el que pude tocar y cantar al mismo tiempo, y eso me resultaba maravilloso" comentó un dia en una entrevista. Otro punto de ruptura fue su necesidad de dar salida a su riqueza inspiritual interior -el hecho de sólo cantar no era suficiente para ella- a través de su faceta compositora. Para ella la música es una necesidad básica del alma y tiene que emocionar a quien la escucha, sin grandes pretensiones, cargada de sentimientos y sobre todo honesta con uno mismo y para los demás. Eso ha hecho que esta mujer -con una voz tan especial y fácilmente reconocible- se aferrase al sonido más cercano y próximo al ser humano; tan necesario como la piel a la carne o el sol a la tierra, el sonido soul y blues es su medio de transmitir esa riqueza espiritual interior.

Su álbum debut fue "Acoustic Soul" en el año 2001, tres años después de que firmara para la Motown. Fue un álbum con el que consiguió siete nominaciones a los Grammys y mostró su refinado soul fresco, pero a la vez clásico, su particular voz y una instrumentación precisa consiguieron unas canciones bellamente elaboradas. La influencia de Al Green y sobre todo de Stevie Wonder eran más que palpables, hasta el punto de dedicar una canción a éste último. Su segundo trabajo nos lo presentó en el 2002, llevaba por título "Voyage To India" y era una nueva apuesta por canciones basadas en sus vivencias personales y con un sonido más sólido y elaborado, consiguiendo 2 de los tres Grammys a los que optaba.

La publicación de su anterior disco -en el año 2006- es un punto de partida para un proyecto doble que finaliza en este año 2009. Dicho álbum se llamó "Testimony: Vol. 1, Life & Relationship", del cual consiguió posiciones altas en las listas de ventas, y pese que para los amantes del sonido de esta mujer no fué un disco tan redondo como los anteriores, este seguía mostrando a una artista genuina y auténtica. En esta segunda parte nos presenta "Testimony: Vol. 2, Love & Politics", ya bajo su propio sello, Soulbird Music -dentro de la Universal- y cuyo primer artista fue Anthony David. Ya conocíamos su single de presentación titulado "Chocolate High", acompañada por el fantástico Musiq Soulchild, al igual que un segundo, "Therapy" acompañada esta vez por el cantante jamaicano de reggae Gramps Morgan, melodías fáciles y capaces de llegar a un amplio público. Nos faltaba poder escuchar el resto de temas que había compuesto en una isla, tratando de buscar una tranquilidad dificil de encontrar hoy en día. Quizás como con algo de miedo, se ha hecho acompañar, aparte de los anteriormente citados, por otros artistas como Terrell Carter en la optimista y sencilla "Yellow", Mc Lyte en "Psalms 23", Keb' Mo' a la guitarra en la más rockera "Better Way", del turco Sezen Aksu en los tintes étnicos de "The Cure" o Dobet Gnahore en "Pearls" -la versión del tema de una de las artistas que siempre os hemos mostrado nuestra admiración, Sade-, consiguiendo adueñarse del tema y hacernos olvidar un poco a su creadora.

El disco en general no ofrece canciones que creo puedan llegar a romper las listas de ventas de ningun pais, aun así es un avance moderado de su primera entrega "Testimony: Vol. 1, Life & Relationship", con un sonido más compacto y comercial, acompañada por la calidad vocal de una India Arie fuera de toda duda, con temas que -como es característico en ella- estan repletos de una gran conciencia social y harán que pasemos un rato agradable escuchando a esta perla negra del neo-soul.

1 comentarios :

Cristina dijo...

Como era de esperar, India Arie no defrauda ni un ápice. Se ha unido a los sonidos más modernos que últimamente están saliendo, pero con mucho acierto. Melodías armónicas, y baladas de esas que te acarician el corazón. Otro de los discos que este año me han llegado al alma:)

 
©2009 Musicasoul | by TNB