James Day: Una especie en extinción

Grandes compositores y productores de la historia como Smokey Robinson, Holland-Dozier, Curtis Mayfield, David Porter, Isaac Hayes o Gamble & Huff fueron los creadores de inolvidables canciones que dieron una etapa de gloria a la música soul en la década de los sesenta y setenta. ¿Cuántas canciones escritas en los últimos años se recordarán como clásicos en un futuro? ¿Dónde está la melodía? ¿Qué hay de aquellos exhuberantes arreglos musicales y vocales?

El descontento por la situación de la música actual y la nostalgia por aquellos pasados tiempos convencieron a este artista de Boston a embarcarse en una cruzada personal por recuperar el sonido soul clásico, por restablecer y dignificar la figura del compositor y del productor en la música, tomando implícitamente como referencia el trabajo de su admirado Quincy Jones. Finalmente encontró acogida a su proyecto en el sello británico Expansion Records (al que por cierto próximamente dedicaré un post) editando el disco Better Days en el año 2006. Una colección de suaves temas groove a los que daban vida estupendos vocalistas ya veteranos pero minusvalorados (que James recuperó para la música) y que constituyó un estupendo homenaje a la música negra de los años ochenta, hoy convertido finalmente en un disco atemporal de pop/soul magníficamente realizado.

Recientemente ha editado su nuevo trabajo Natural Things, en el que repite el planteamiento. Consciente de que incluso un buen tema lo puede arruinar un pésimo vocalista se ha rodeado otra vez de un brillante grupo de cantantes (algunos repiten del disco anterior) para interpretar sus nuevas 10 canciones: Audrey Wheeler, Mikelyn Roderick, Karen Bernod, Tim Owens, Walter Beasley, Gavin Christopher, Ian Martin o Jeff Ramsey. El conjunto -aunque inferior a su anterior trabajo- muestra un equilibrio perfecto, equidistante entre el sonido pop/soul más independiente y los estándares de las listas de éxito actuales. Últimamente la figura del gran compositor escasea, está en peligro de extinción y por ello no se puede desaprovechar el talento de primera clase que tiene James Day para crear estupendas melodías pop/soul. Su propuesta musical trata de combinar lo mejor de los viejos y nuevos tiempos para crear algo contemporáneo, cómodo, cálido y tranquilizador. Aunque Natural Things me haya decepcionado y no esté a la altura de su anterior trabajo, su música sigue siendo un antídoto frente al rnb actual hipnotizado por los ritmos sincopados, carentes de melodía y con estructuras instrumentales-vocales infantiles.

 
©2009 Musicasoul | by TNB