Dionne Bromfield - Good For The Soul (2011)

Con sólo quince añitos esta adolescente ya puede presumir en su curriculum de haber grabado dos discos, el último editado bajo el título de Good For The Soul. Más allá de sus cualidades vocales -que las tiene- no se puede negar que no todo el mundo puede contar con una madrina como Amy Winehouse, quien con sólo agitar su varita mágica pudo conjurar un primer contrato de grabación, claro está en su propio sello discográfico Lioness Records. Aquel fue un disco de versiones de temas clásicos de los años sesenta, en el que daba muestras de su inexperiencia, pero también de su voz dulce, pretenciosa e insolente.

A pesar del fracaso que supuso, la protegida de la que fue la diosa maldita del soul británico no se rinde. Quizás sea justo admitir que su álbum de debut sugería cierta potencialidad en la artista pero que le llegó demasiado pronto, se forjaron expectativas y presión demasiado altas sobre una niña y el material elegido no estaba acorde ni con su edad ni con sus habilidades vocales e interpretativas en aquellos momentos. Good For The Soul supone su segunda oportunidad con el que reclama la atención de una audiencia básicamente juvenil que se muestre interesada por un retro pop/soul optimista (sonido Motown y The Supremes) libre de auto-tune. Su voz nasal es aún un diamante en bruto por tallar; hay quién la considera la sucesora de Shirley Bassey... por favor, mantengamos a raya calificaciones hiperbólicas, concedámosla eso sí un lustro más para que pueda llegar a madurar artística y personalmente, porque ahora mismo da la impresión de estar más perdida que un pulpo en un garaje.

 
©2009 Musicasoul | by TNB