Angie Stone - Descenso a los infiernos

Tras una dilatada vida vinculada al mundo de la música, esta nativa de South Carolina publicó su disco de debut en solitario en 1999. Desde entonces se convirtió en uno de los faros del neosoul, apoyada en su enorme talento artísitico, nos ha venido mostrando el poder de seducción de su voz y su talento para la composición. La consistencia y calidad de sus trabajos la situaban como una de las artistas más importantes de la escena soul de la última década.

Ciertamente Angie parece no haber mostrado nunca miedo de explorar sus propios límites como artista. Con cada nueva grabación, con cada paso siguiente en su carrera, ella siempre ha golpeado al mundo con algo inesperado. En todo caso, era siempre un seguro a todo riesgo frente a la apatía y mediocridad del rnb urbano contemporáneo. Su nuevo álbum, editado bajo el legendario sello Stax Records, pretende abarcar toda la diversidad de estilos e influencias que Stone ha destilado en los últimos años - rap, rnb, soul, funk con un sonido menos orgánico y más decididamente electrónico. Tratando de abrazar una audencia más juvenil, acogiendo temas como "Tell Me" o "Free" que no son dignas de una artista veterana del calibre de Angie sino de artistas como Rihanna, Keri Hilson o Ciara.

Una vuelta a un sonido más urbano actual -con menos soul-, abusando de los coros, haciendo uso incluso del autotune en un disco inesperado (como reza el propio título), desesperante y decepcionante. Aunque en cierto modo significa una vuelta a sus raíces y principios musicales (fue pionera al mezclar hip hop y soul junto a su grupo Sequence en la década de los ochenta) lo cierto es que ha supuesto su particular descenso a los infiernos de la mediocridad. Quizá ello le reporte una recompensa bajo la forma de mayores ventas pero a cambio la pérdida de crédito musical resulta un pago demasiado alto en mi opinión.

 
©2009 Musicasoul | by TNB